Habrá austeridad administrativa: Tovar

Con 350 millones, Conaculta salvará cuestiones artísticas
El Centro de la Imagen tendrá una inversión que garantizará que sea abierto a finales de 2015. FOTO: Fernando Ramírez
10/06/2015
00:05
MÉXICO
Alida Piñón
-A +A

El recorte presupuestal que ha tenido que enfrentar el subsector Cultura es de mil 100 millones de pesos, de los cuales 780 corresponden al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Ante la emergencia han logrado “descongelar” 350 millones, que servirán, incluso, para terminar con las obras que siguen pendientes: Estudios Churubusco, Cineteca Nacional, Biblioteca México y Centro de la Imagen. 

El ajuste, sin embargo, afectará únicamente la parte administrativa. Así lo dio a conocer el presidente del Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, en entrevista con EL UNIVERSAL.

Los recursos, dijo, son “sobrios” pero son también “los necesarios para que el país no se pare en materia cultural”.

Estas medidas, explicó, se tomaron en días pasados pero no fueron anunciadas públicamente debido a la veda electoral, pero aseguró que se pidió a las diversas áreas de manera informal  que “no suspendieran nada”.

De acuerdo con el funcionario, el presupuesto de la federación en materia de cultura es de entre 15 y 16 mil millones de pesos, de los cuales 4 mil 798 son destinados, a través de la Cámara de Diputados, a proyectos con los estados y municipios, otros mil 870 son para asociaciones no gubernamentales; estos recursos son administrados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero es Conaculta quien revisa los requisitos de los proyectos seleccionados para que el presupuesto llegue a su destino. 

El presupuesto del subsector cultural es de alrededor de 12 mil millones, de los cuales el Conaculta administra  7 mil 200 millones.

Ante el ajuste presupuestal, el funcionario indicó: “Esos 780 millones de pesos no están en una cuenta, ni están en una chequera, son recursos que existen en una pantalla y que van bajando, según se van autorizando. De modo que lo que hemos podido lograr es que Hacienda y la Secretaría de Educación Pública nos descongele 350 millones, los cuales serán utilizados para el gasto sustantivo de las instituciones del sector cultural”, dijo.

Y agregó: “No son para cuestiones de tipo administrativo ni de mantenimiento, son sólo para cuestiones que favorezcan el trabajo de los artistas, así como las contrataciones y apoyos directos a creadores”. 

Los pendientes.  Los Estudios Churubusco, de acuerdo con su director Carlos García Agraz, requerían, en 2014,  una inversión de 30 millones de pesos para ser terminados; sin embargo, el presupuesto no fue liberado porque la Función Pública solicitó una revisión de la estructura, un proceso que aún mantiene en pausa la terminación de la obra. 

Ahora, según Tovar y de Teresa,   a los Estudios se les destinarán sólo 6 millones 500 mil pesos para obras. “Es parte de lo que está pendiente y de un dictamen que dio la Contraloría porque había que revisar toda la parte estructural del edificio. (Lo que se invertirá) corresponde a una parte que hay que terminar para que ya pueda estar trabajando”, dijo.

Asimismo, los recursos también servirán para la Biblioteca México y para acabar las obras del Centro de la Imagen, pero no precisó los montos. “El Centro lo recibimos cerrado y la intención es dejarlo abierto y en funcionamiento a finales de este año. Mientras que en el caso de la Cineteca aunque las obras se están terminando, estamos haciendo algunos ajustes para una mejor operación, como la cuestión de los baños, los accesos y las salidas, ese tipo de cosas son ya gastos menores y espero que los podamos cumplir durante este año”, comentó el el titular del Conaculta.  

Los afectados. Margarita Saldaña,  presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, había informado a este diario que el Programa de Apoyo a la Infraestuctura Cultural de los Estados (PAICE) tendría un recorte de 300 millones, mientras que el Capítulo 1000, dedicado a contrataciones eventuales, sufriría una merma de 80 millones. Al respecto, Tovar y de Teresa indicó que el Capítulo 1000, en efecto, “está congelado”. 

“No tenemos flexibilidad en eso, en lo que corresponde al PAICE efectivamente se había reducido a un 50% a principio de año pero podemos ir viendo obras específicas. Por ejemplo, dos de las obras apoyadas ya se van a reinaugurar, uno es el Teatro León Contreras en Mérida, y el otro es el Teatro Ricardo Castro en Durango. Lo que estamos haciendo es invitar a los gobiernos de los estados y municipios a que se involucren para que podamos hacer un esfuerzo en conjunto”.

También aseguró que no habrá “ningún impacto” en IMCINE, Canal 22, Educal, Centro Cultural Tijuana, Radio Educación.

Lo que sí se verá afectado es, insistió, “la parte administrativa”. “Tenemos congeladas las contrataciones, las obras de infraestructura que no son prioritarias, la adquisición de bienes materiales que tampoco son prioritarios, gastos de los servicios de la institución como teléfonos, largas distancias; en fin, todo lo referente a los gastos administrativos. Hay una austeridad que no afectará en el gasto sustantivo en materia de promoción de la cultura”, recalcó.

En las últimas semanas la comunidad cultural ha manifestado su preocupación ante el recorte, y durante el fin de semana más de 700 artistas enviaron una carta a la Presidencia de la República,  la SEP, Hacienda y el INBA, solicitando que no se afectara el área cultural por los ajustes. Al respecto, el funcionario señaló: “Varios de los que trabajamos aquí hemos tenido ya contacto con ellos, estamos en la mejor disposición para poder explicar y resolver todas las dudas. Una institución cultural sólo puede lograr un beneficio social si va de la mano de los creadores”. 

El presupuesto de 2015 está resuelto, el del año siguiente no es posible preeverlo. “Necesitaría una bolita de cristal (para saber qué pasará), pero lo que sí puedo decir es que la calidad cultural requiere de recursos. Frente a los grandes beneficios que la cultura da a la nación y a la sociedad,  los recursos que tenemos son sobrios, pero son los necesarios para que el país no se pare en materia cultural”.

El apoyo.  Los recursos liberados serán para cumplir con las producciones y coproducciones teatrales, coreográficas y musicales, lo mismo que el programa de ópera de Bellas Artes.

Continuará el programa de exposiciones internacionales del Museo del Palacio de Bellas Artes, con las muestras: Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci y Vanguardia rusa, y la magna exposición en el Museo Nacional del Arte La monarquía hispánica del arte.

De igual forma, se mantienen íntegra la aplicación de los recursos para el fomento a la creación a través de las becas del FONCA y de los fondos bilaterales con todas las entidades de la República. Continuará, asimismo, el apoyo a los festivales culturales y a las artes visuales.

También habrá una inversión sustantiva en las plataformas digitales del Conaculta, entre ellas las de cine y fomento al libro y la lectura, que serán presentadas en breve. Se mantiene el apoyo a las coediciones de acuerdo a las convocatorias respectivas. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS