Golpeadores, respuesta a protesta de Toledo y Pro Oax

El pintor reclama tala ilegal de árboles en Cerro del Fortín
“¡Usted váyase a pintar!”, le dijeron a Francisco Toledo los encapuchados, muchos de ellos jóvenes. FOTO: José Luis Jerónimo/Quadratín
10/06/2015
00:05
Sonia Sierra
-A +A

Cuando ayer el pintor Francisco Toledo y otros integrantes de Pro Oax (Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca) se acercaron al Cerro del Fortín a reclamar la tala ilegal de árboles donde el gobierno estatal pretende construir un centro de convenciones, fueron recibidos por golpeadores encapuchados y, como resultado, dos integrantes de Pro Oax resultaron heridos, relató en entrevista telefónica el artista.

A pesar de que existe un amparo contra la construcción de este centro de convenciones, porque se encuentra en una zona natural protegida, este martes muy temprano llegaron camiones de volteo, máquinas y trabajadores que con motosierras comenzaron a tirar los árboles del cerro.

“¡Usted váyase a pintar!”, le dijeron a Francisco Toledo los encapuchados, muchos de ellos jóvenes, que al pintor le hicieron recordar a los “halcones” de otros tiempos: “El gobierno no deja sus mañas”, concluyó el artista.

Toledo relató: “Por sus pistolas empezaron a tirar los árboles. Nos acercamos a ver lo que estaban haciendo, entonces se formó una valla de estos jóvenes disfrazados, encapuchados, y bueno nos estuvieron zarandeando, a dos los golpearon, a uno le rompieron la nariz. Y claro, ellos dicen, que son provocaciones: ‘Usted que es pintor, váyase a pintar’. Y yo le agradezco el consejo, porque sí, necesito pintar; pero bueno, también hemos estado 15, 20 años con Pro Oax tratando de parar estos proyectos estúpidos”. 

Pro Oax denunció en Facebook la devastación del espacio: “Con esta acción decenas de especies de aves tendrán que emigrar para buscar un hábitat que por siglos les ha pertenecido”.

“Con las motosierras estaban destruyendo árboles -relató Toledo-, al acercarnos más a la obra, empezaron a salir encapuchados... como se encapuchan los que andan golpeando en todo México, que la camiseta la amarras a la cara”.

El pintor describió que serían unos 40  o 50 “chamacos de secundaria y de prepa”, y que algunos de ellos tenían palos y piedras.

El artista reclamó la defensa del “último pulmón que tiene Oaxaca” y consideró que esta obra “es un capricho”: “La gente no se opone a los proyectos, pero que estén bien pensados, consensuados. Pero da la casualidad de que el director de Turismo (Jaime Zorrilla Diego) tiene su hotel a tres pasos de donde se va a construir. Esa construcción va a afectar a toda la ciudad. Oaxaca tiene muy limitada la cantidad de agua, cada vez hay más contaminación y coches. Quieren poner en la zona verde una plancha de cemento para los coches, todo en nombre del turismo, del ‘derrame’, como dicen ellos”.

El artista y otros integrantes de Pro Oax se reunieron con el presidente municipal, José Javier Villacaña Jiménez, y esperaban integrar ayer mismo una mesa de diálogo para frenar las obras porque ya hay una orden de suspensión.

Toledo aclaró que él no fue uno de los que resultaron heridos: “A mí me dieron empujones. Hacía mucho que no me empujaban”.

Pro Oax estuvo reuniendo firmas para detener la devastación del cerro.

Por la tarde el artista Fernando Andriacci, en una carta, exhortó a Toledo a “no llamar a la violencia”.  (Con información de Quadratin)

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS