¿Puedes perder una pierna por un tampón?

Ginecóloga explica qué pudo haber ocurrido en el caso de Lauren Wasser
Caso de la modelo californiana Lauren Wasser le dio la vuelta al mundo. Foto: Instagram
10/07/2015
13:49
GDA / El Tiempo / Colombia
-A +A

El caso de la modelo californiana Lauren Wasser le dio la vuelta al mundo. Su historia se conoció luego de haber aceptado ser portada de la edición italiana de la revista Vogue. Allí apareció sin una pierna y para contar su historia como víctima del síndrome del shock tóxico (TSS por sus siglas en inglés).

Inicialmente, la modelo sufrió un infarto, por lo que tuvo que ser hospitalizada. Le diagnosticaron el síndrome, una infección provocada por las bacterias estafilococo dorado y estreptococo que producen intoxicación en el cuerpo y, en casos extremos, la muerte. Esta infección se focalizó en su pierna derecha, produciéndole una gangrena que finalmente obligó a la amputación de su extremidad.

Wasser dijo que antes de que se deteriorara su estado de salud, hizo uso de un tampón en horas de la mañana, el cual cambió de forma adecuada en la tarde y en la noche. La modelo responsabilizó de su amputación a la marca de estos artículos, argumentando que ella los empleó correctamente.

Tras este duro episodio en su vida, la modelo no ha dudado en hacer pública su imagen al ver el cambió que sufrió. Además de haber sido portada de esta importante revista, la modelo decidió iniciar una campaña en la red social Instagram para evidenciar su experiencia y alertar a las mujeres sobre las consecuencias, que según ella, tiene el uso del tampón.

A raíz de esta polémica situación, El Tiempo de Colombia habló con una experta para hablar sobre el uso del tampón e informar qué es el síndrome de shock tóxico.

Edith Ángel, ginecóloga egresada de la Universidad Nacional e integrante de la Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología, dice que este tipo de infecciones no son frecuentes y que, a pesar de no ser la especialista que trató el caso de la modelo californiana, las afirmaciones de Wasser pueden no ser del todo las más adecuadas.

El síndrome del shock tóxico es producido por dos bacterias, las cuales pueden habitar en la persona o pueden ser adquiridas, según explica la experta. Este tipo de casos, afirma ella, se da generalmente en los hospitales cuando hay fallas higiénicas y, luego de un procedimiento quirúrgico, la bacteria puede entrar al cuerpo a través de las heridas.

“La infección puede empezar por cualquier lado del cuerpo, por heridas quirúrgicas y puede generar trombosis en cualquier órgano”, asegura Ángel.

Los principales síntomas de este síndrome son fiebre alta, taquicardia, tensión baja, alteraciones en la conciencia, fallas en los riñones, hígado y problemas en el sistema nervioso central. Ángel recomienda que una vez se empiecen a sentir los síntomas se acuda al médico inmediatamente para que se diagnostique la enfermedad de forma temprana y así se pueda realizar un tratamiento con antibióticos que acabe con la infección.

Sin embargo, hay casos extremos como el de la modelo Wasser. Si la infección no se trata tiempo pueden ocurrir casos de amputación de extremidades e invasión de la infección en órganos importantes del cuerpo e incluso la muerte.

Esta enfermedad no solo afecta a mujeres, pues los hombres e incluso los niños pueden padecer el síndrome del shock tóxico a través de heridas que haya en su cuerpo. Tampoco se ha diagnosticado un rango de edad en el que se considere que las personas puedan ser propensas a contagiarse de estas bacterias.

En el caso de la modelo californiana, según explica Ángel, la bacteria pudo haber estado en la piel y al introducir el tampón ésta ingresó por vía vaginal, ocasionando la infección que finalizaría en la amputación de su extremidad derecha.

Aunque el tampón no pudo haber sido el causante del síndrome del shock tóxico en la modelo, sí pudo haber sido un detonante de la propagación de las bacterias, teniendo en cuenta que la humedad y los fluidos que se alojan en el tampón pueden ayudar a propagar estos microorganismos, señala Ángel. “Es importante cambiar el tampón varias veces al día, pues la humedad y las secreciones son cultivo para bacterias y eso hace que crezcan”, añade.

‘El shock tóxico no suele ser culpa de un tampón’

Hay que descartar que el tampón tenga total responsabilidad en el caso de la modelo, ya que, de ser así, este no hubiera sido un hecho aislado y se conocerían más casos similares de contagio similares al de esta mujer, dice Ángel. “Si se tratara de un tampón contaminado no solo habría un caso, sino varios”, afirma la especialista.

No solo el uso de un tampón puede propagar este síndrome. Las bacterias responsables incluso pueden estar cuando se manifiestan malestares comunes. “El síndrome del shock tóxico puede ser ocasionado por presencias del estreptococo en heridas e incluso por algunas infecciones de garganta”, añade la especialista.

Recomendaciones en el uso del tampón

Es importante cambiar el tampón mínimo cada 6 horas al día ya que existen otras infecciones que se pueden adquirir por una mala higiene. Como recomendación, Ángel dice que el uso del tampón no está contraindicado y se puede usar desde cualquier edad, incluso hay tampones para mujeres que aún no han tenido relaciones sexuales. Sin embargo, ella aconseja el uso de toallas higiénicas ya que no es un ‘método invasivo’, pero esto dependerá del caso de cada mujer y la comodidad.

 

kal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS