Investigadores encuentran nuevas especies tóxicas de hongos en la CDMX

Las zonas donde fueron hallados son Milpa Alta, Xochimilco, Tlalpan y el Parque Izta-Popo
Investigadores encuentran nuevas especies tóxicas de hongos en la CDMX
(FOTO: Especial)
19/07/2017
00:20
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Recientemente el grupo de investigación del doctor Sigfrido Sierra, de la Facultad de Ciencias de la UNAM, reportó la presencia de ocho nuevas especies tóxicas del género Amanitas en zonas boscosas del sur, sur poniente y oriente de la Ciudad de México.

Las nuevas especies que encontraron son Amanita albocreata, Amanita cf. bisporigera, Amanita flavorubens, Amanita multisquamosa, Amanita onusta, Amanita solitaria, Amanita velatipes y Amanita cf. virosa.

Las zonas donde han trabajado durante más de 10 años los investigadores del Laboratorio de Hongos Tremeloides de la Facultad de Ciencias de la UNAM son Milpa Alta, Xochimilco, Tlalpan y el Parque Izta-Popo.

El investigador consideró que al aumentar el conocimiento sobre la presencia de amanitas tóxicas disminuiría los problemas de intoxicación con hongos macroscópicos, es decir, aquellos organismos que comúnmente conocemos e identificamos por estructura integrada por un “sombrerito” y un “pie”.

Ampliar estudios de hongos Amanitas

Todos los hongos del género Amanita morfológicamente están integrados por lo que conocemos como sombrero o píleo y el estípite o pie. Además, presentan un anillo y un velo, ambas membranas sólo las tienen estas especies.

La bióloga Areli González Mendoza, de la Facultad de Ciencias, puntualizó que éste es uno de los géneros más famosos, pero hacen falta más estudios. Dijo que no hay una guía actualizada de ellos que culturalmente son importantes de manera comestible, por lo que es importante identificar cuáles son peligrosos.

La mayoría de los hongos del género Amanita pueden encontrarse en los bosques templados. Algunas especies, como en el caso de las Amanita caesarea, tienen un gran valor comercial en el mercado, además de que su sabor es muy agradable al paladar, sin embargo existen otras tantas que son tóxicas para el consumo humano.

Inicialmente es posible saber que una especie de hongo es tóxica por el conocimiento tradicional, pues la gente de la localidad ya sabe cuáles pueden causar un daño al consumirlas. Sin embargo, también se han realizado estudios químicos en algunos laboratorios para conocer las sustancias potencialmente peligrosas.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS