Marte pudo haber nacido en el Cinturón de Asteroides

Las interacciones gravitatorias fueron las encargadas de mover al planeta rojo de su lugar original
Marte pudo haber nacido en el Cinturón de Asteroides
(FOTO: Especial)
16/05/2017
18:57
Madrid
-A +A

La dispar composición de la Tierra y Marte puede explicarse porque el planeta rojo vino del Cinturón de Asteroides, movido por interacciones gravitatorias poco después de nacer nuestro Sistema.

La Tierra está cubierta en su mayor parte con agua, mientras que Marte perdió su agua en el pasado lejano. Pero los científicos también han sabido que los elementos en Marte tienen isótopos diferentes, o masas atómicas, particularmente para el cromo, el titanio y el oxígeno.

Artículo

Producir ladrillos en Marte no requiere horno ni química

Bastará con aplicar la presión de un golpe de martillo para compactar el suelo
Producir ladrillos en Marte no requiere horno ni químicaProducir ladrillos en Marte no requiere horno ni química

Un nuevo artículo publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters sostiene que estas diferencias de composición surgieron porque Marte se formó en una parte diferente del Sistema Solar que donde ahora se encuentra. En lugar de estar entre el Sol y el Cinturón de Asteroides, el documento argumenta que Marte se formó dentro del Cinturón de Asteroides antes de emigrar un poco más cerca del Sol hasta donde está ahora. La migración ocurrió, dice el artículo, debido a que Marte interactúa gravitacionalmente con planetesimales - cuerpos pequeños como asteroides - dentro del cinturón.

"Ya que Marte es más masivo que los planetesimales, tiende a perder energía cuando dispersa estos planetesimales porque los pasa a Júpiter, que luego los expulsa del Sistema Solar", según informó a seeker.com Ramon Brasser, autor principal y profesor asociado en el Instituto de Tokio de Technology Earth-Life Science Institute.

La teoría predominante de la formación del Sistema Solar sugiere que el Sol y sus planetas se formaron después de que una nube de gas y polvo estuviera gravitacionalmente comprimida, tal vez de una estrella pasajera. Con el tiempo, pequeñas partículas de gas y polvo se aglomeraron, formando el Sol y los planetas modernos.

Todavía hay algún debate acerca de si los planetas migraron durante este proceso. Anteriormente, los científicos teorizaban que los planetas rocosos de Mercurio, Venus, Tierra y Marte recogían menos gas que los gigantes gaseosos de Júpiter, Urano, Saturno y Neptuno porque los planetas rocosos estaban más cerca del sol. Se pensó que la radiación del sol sopló la mayor parte del gas en el sistema solar exterior. Sin embargo, los científicos han descubierto varios exoplanetas de tamaño Júpiter muy cerca de sus estrellas anfitrionas, lo que podría implicar un proceso de formación diferente que incluyó la migración.

En este caso, el equipo de la nueva investigación probó su hipótesis sobre la formación de Marte ejecutando escenarios informáticos simplificados de la formación de los planetas terrestres o rocosos y también observó muestras de la Tierra, Marte, la Luna y Vesta, que es un asteroide . "Buscamos los análogos de Marte que acrecen material en una porción del disco que la Tierra no hizo, y concluimos que la única manera de hacerlo es formar Marte lejos del Sol, en el cinturón de asteroides", escribió Brasser.

Artículo

Francia y Japón quieren llegar a una de las lunas de Marte

Ambas naciones planean lanzar en conjunto una sonda que tome muestras del satélite natural Fobos y retorne a la Tierra
Francia y Japón quieren llegar a una de las lunas de MarteFrancia y Japón quieren llegar a una de las lunas de Marte

Basado en trabajos anteriores de Nicolas Dauphas y colegas de la Universidad de Chicago, las simulaciones utilizadas por el equipo de Brasser comenzaron con embriones planetarios sub-Marte. Las simulaciones sugieren que Marte creció rápidamente, y luego perdió el acceso a la mayor parte del material, como el gas y el polvo, para crecer entre 5-10 millones de años después de que el Sistema Solar se formó. Se instaló en su órbita actual unos 120 millones de años después del nacimiento del sistema solar, momento en el que su superficie líquida se endureció en una corteza.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS