Los 30 segundos que cambiaron el destino de los dinosaurios

Un estudio revela que si un asteroide hubiese caído momentos antes o después, en el mundo seguiría habiendo dinosaurios
Los 30 segundos que cambiaron el destino de los dinosaurios
(FOTO: Especial)
16/05/2017
00:20
El Comercio - Perú / GDA
-A +A

Los dinosaurios fueron vertebrados terrestres que dominaron el planeta Tierra durante 135 millones de años, desde el inicio Jurásico (hace 200 millones de años) hasta el final del Cretácico (66 millones de años). Una de las teorías acerca de su desaparición afirma que un gran asteroide impactó sobre la Tierra borrándolos del planeta.

"Ese asteroide golpeó la Tierra en un lugar muy desafortunado", señala Sean Gulick, profesor de geofísica en la Universidad de Texas, Estados Unidos. El docente es autor de un estudio que sostiene que si el impacto del asteroide hubiera sido 30 segundos antes o después, el mundo sería un lugar muy distinto al conocido en estos tiempos.

Según su investigación, que será revelada en un documental de la BBC, el famoso meteorito de 12 kilómetros de diámetro que impactó en Yucatán, hace 65 millones de años, causó un efecto devastador sobre la Tierra de pura casualidad.

Gulick afirma que de no ser por aquel accidente, el ser humano no sería la especie dominante en el planeta sino los dinosaurios. Sostiene que al perforar el cráter descubrieron que la roca tenía bastante contenido en azufre, compuesto que se vaporizó con el golpe del meteorito y llenó el aire con una nube de polvo, muy parecida al de una erupción volcánica.

Este humo actuó de reflector de la luz y enfrió el planeta por varios años. Los dinosaurios que sobrevivieron al efecto del aire murieron de hambre.

Lo más resaltante del estudio es que si el impacto del meteorito habría sido 30 segundos antes o después, habría aterrizado en el océano Pacífico o Atlántico, vaporizando el agua y causando menos daños que el producido por la roca de azufre. También se explica cómo un asteroide “pequeño” pudo causar tanto daño a un planeta.

Joanna Morgan, coautora del estudio, añadió que las 100 mil millones de toneladas de sulfatos esparcidos en la atmósfera fueron suficientes para enfriar la Tierra por 10 años y exterminar toda vida terrestre. Esto permitió que las especies más pequeñas y posteriormente los humanos prosperen en dominar el mundo.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS