NASA encuentra sonda espacial que estuvo perdida ocho años

El último contacto que se tuvo con la sonda india Chandrayaan-1 fue en el 2009. Los expertos también hallaron la nave LRO
NASA encuentra sonda espacial que estuvo perdida ocho años
Modelo de la sonda india Chandrayaan-1. Fue hallada gracias a una nueva tecnología de la NASA. (Foto: AFP)
16/03/2017
15:26
El Comercio - Perú / GDA
-A +A

La NASA ha localizado dos sondas espaciales que se encontraban perdidas. Se trata de la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA y de la nave lunar Chandrayaan-1 de la Organización India para la Exploración Espacial (ISRO). Fueron halladas gracias a una nueva aplicación tecnológica de radar creada por los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la agencia espacial estadounidense.

Artículo

Localizan dos naves perdidas en la Luna

Una nueva técnica radar desarrollada por el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA ha permitido localizar dos naves espaciales perdidas en la órbita lunar
Localizan dos naves perdidas en la LunaLocalizan dos naves perdidas en la Luna

Detectar el artefacto espacial perdido de la NASA fue relativamente sencillo pues ya se conocía de antemano los datos de navegación  de la misión y se sabía dónde buscar exactamente. Por el contrario, la nave india presentó mayor dificultad debido a que el último contacto con tierra fue en agosto del 2009, además de sus mínimas dimensiones: un cubo de 1.5 metros de lado. Ambas se encontraban en la órbita lunar.

En la actualidad, encontrar naves abandonadas y desechos espaciales en la órbita lunar no es una tarea sencilla. Los telescopios ópticos no tienen la capacidad de dar con objetos tan pequeños, eclipsados por el brillo del satélite.

Si bien todos los transmisores de radar utilizan las microondas, no todos son iguales. El radar de la policía tiene un radio de acción de cerca de kilómetro y medio, mientras que el radar de control de tráfico aéreo llega a los 96 km.

Para encontrar una nave espacial a 380 mil kilómetros, el equipo del JPL utilizó una antena de la NASA de 70 metros en el complejo de comunicaciones de Goldstone en California para enviar un potente haz de microondas dirigido hacia la Luna. A continuación, los ecos de radar recuperados de la órbita lunar fueron recibidos por el telescopio de 100 metros de Green Bank en West Virginia.

Esta nueva técnica de detección rastreo, incluso de pequeñas naves espaciales en la órbita lunar, podría ayudar al desarrollo de las futuras misiones humanas y robóticas a la Luna como herramienta de evaluación del peligro de colisión, y como un mecanismo de seguridad para las naves espaciales que se encuentran con problemas de navegación o de comunicación.

jpe

Mantente al día con el boletín de El Universal