Impulsa UNAM sistema de separación de residuos

Además de promover nuevas formas de gestión de desechos, esta iniciativa busca consolidar la Universidad sustentable
Impulsa UNAM sistema de separación de residuos
(FOTO: UNAM)
02/02/2017
00:20
Redacción
Ciudad de México
-A +A

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolla el Sistema de Separación de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), cuyo objetivo es lograr una universidad sustentable al reducir el impacto de la disposición de los residuos y separarlos desde su origen.

Botellas de agua y otras bebidas, botellas de plástico opaco como las del yogurt para beber, papel, cartón, vidrio, envases multilaminados (tetrapak) y las latas son solo algunos de los residuos que todos los días se generan dentro de las distintas instalaciones de la UNAM.

El ingeniero Luis Gutiérrez Padilla, del Programa Universitario de Medio Ambiente (PUMA) de la UNAM, explicó que para desarrollar el nuevo sistema se llevaron a cabo dos estudios sobre generación de residuos sólidos urbanos.

El objetivo de estos trabajos fue mantener la posibilidad de que la Universidad sea un ejemplo de compromiso con el ambiente, así como promover nuevas formas de gestión de los residuos.

Universidad sustentable

A partir de los estudios que se realizaron en 2013, se implementó un programa piloto a escala real de operación en las Facultades de Ciencias y de Medicina Veterinaria y Zootecnia, cuya población es de 20 mil personas entre ambas.

Dicho programa incluyó la instalación de un sistema de gestión de residuos.

Durante este estudio se monitoreó la operación del sistema en distintos horarios y se analizó la calidad de la separación de los residuos en cada uno de los contenedores y los trabajos en los centros de acopio. Además, se diseñó la nueva propuesta de contenedores, el tipo de material, colores y simbología.

Una de las conclusiones fue la necesidad de contar con islas de separación de residuos de 5 contenedores en espacios no expuestos a la intemperie y de 4 en espacios al aire libre. En consecuencia, se eliminarán gradualmente los botes de basura de oficinas y salones. Los residuos reciclables se incorporan a cadenas de reciclaje, los orgánicos serán composta y los restantes irán al relleno sanitario.

El ingeniero Gutiérrez Padilla señaló que el principal reto de esta propuesta es que anteriormente la gestión de los residuos recaía en el personal de intendencia de cada entidad universitaria y en quien recolectaba los residuos. Con el nuevo sistema, la responsabilidad es de quien los genera, es decir, de cada miembro de la comunidad.

Cabe destacar que el sistema RSU depende de la Estrategia de Universidad Sustentable (EcoPuma), que desde 2009 encabeza actividades dirigidas al desarrollo sostenible.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

 

COMENTARIOS