5

Brasileño crea método para "predecir" sismos

Asegura tener un método que le permite anticiparse y tener al menos un 60% de acierto
Maciel es conocido en por sus apariciones en TV donde adelantaba la ocurrencia de movimientos telúricos. Foto: Archivo
18/11/2015
17:34
Notimex
-A +A

Predecir temblores y terremotos es algo que la ciencia manifiesta es imposible de hacer en la actualidad, aunque el brasileño Aroldo Maciel asegura tener un método que le permite anticiparse y tener al menos un 60% de acierto.

En diálogo desde la ciudad brasileña de Cuiaba, Maciel explicó los principales aspectos de su trabajo sobre “migración sísmica”, teoría que fue planteada por primera vez en la década de los 60 y que consiste en establecer relaciones entre regiones del mundo y determinar que, tras un sismo, horas o días después se producirá otro movimiento en un lugar diferente.

Puntualizó que “ésta es un teoría que creo podría ser perfeccionada por un científico con una computadora, porque tengo comprobadas desde hace varios años las migraciones de los sismos desde una región del mundo hacia otra”.

“Las placas (tectónicas) no son. Es algo que se puede mensurar, la velocidad, es un salto. Un sismo en Nepal pasa luego al sur de Japón y luego salta a La Serena, en Chile. Este fenómeno, en mucho menos de 10 años, lo vamos a tener claro”, comentó el también docente universitario.

Maciel es conocido en Chile por sus apariciones en un programa de televisión donde adelantaba la ocurrencia de movimientos telúricos en el país basado en el registro de otros sismos en regiones apartadas como Nepal y Japón.

Apoyado por un planisferio, el experto trazó líneas desde una región del mundo hacia otra para explicar su teoría, en la cual comenzó a trabajar en 2011, tras el terremoto de Japón del 11 de marzo de ese año que alcanzó los 9.0 grados en la escala Richter.

“En una reunión con amigos, tras el terremoto de Japón, me decían que no era posible predecir temblores, que no hay un patrón. Después de esa reunión comencé a buscar trabajos sobre el tema y vi que muchas personas lograban avisar la ocurrencia de sismos”, dijo.

En el marco de este interés por el fenómeno natural, bajó una base de datos de todos los sismos ocurridos entre 2004 y 2010, lo que le permitió comprobar que “algunos de ellos se repetían como ciclos, con una correlación entre Japón y California, por ejemplo”.

Detalló que “los sismos bajo los cuatro grados en la escala Richter se demoran horas (en migrar), lo que depende de la distancia. Comprobé que, por ejemplo, siempre que pasa algo en Grecia en el norte de Italia luego pasa algo”.

“En el caso de México, un sismo en Oaxaca o Chiapas está directamente correlacionado con la región central de Chile, en particular con Valparaíso, mientras los temblores de la zona norte de México pueden afectar a Ica, en Perú, y China está correlacionado con Potosí, en Bolivia”, añadió.

Tras elaborar su teoría, el brasileño dijo, “busqué a profesores universitarios acá en Cuiabá, y me dijeron que era una locura, que no era una buena idea. Un amigo me dijo que publicara mis pronósticos en Twitter y logré popularidad porque acerté temblores en Turquía, España, Baja California e Ica”.

Tras su primera visita a un programa de televisión en Chile en 2012, luego de pronosticar un sismo, sus seguidores en Twitter saltaron de cinco mil a más de 150 mil y comenzó a ser asediado por los medios de prensa que buscaban sus proyecciones.

Uno de sus mayores aciertos fue el 24 de agosto pasado, cuando en un contacto con el canal La Red manifestó que un sismo de 7.8 grados Richter en Nepal provocaría un fuerte temblor en la zona central de este país, en particular en Coquimbo y La Serena, entre septiembre y noviembre de este año.

Un terremoto de 8.4 grados Richter tuvo como epicentro el 16 de septiembre pasado a la Región de Coquimbo, lo que generó nuevos llamados telefónicos al experto brasileño por parte de la televisión chilena para saber más detalles de su teoría y de lo que se esperaba para esta nación sudamericana.

“No me gusta dejar a la gente en pánico, por eso puse un intervalo de tres meses (entre septiembre y noviembre) para el terremoto de Coquimbo, pero hay que mostrar a los científicos esta teoría. En este caso en particular, existe una línea directa entre Nepal, las Islas Izu, en Japón, y La Serena en Chile”, apuntó.

Respecto al porcentaje de acierto de sus proyecciones, “la prensa habla que es cerca del 80%, pero para mí es del 60-65%”, porcentaje suficiente para que miles de chilenos confíen en sus informaciones y tomen resguardos para las fechas señaladas.

Debido a la confianza que tiene en su método, Maciel seguirá intentando obtener la atención del mundo científico, parte del cual mira con distancia sus aciertos aunque se abre a la posibilidad que exista “algo” que en el futuro se pueda comprobar y se avance en la materia para prevenir muertes, producto de los desastres naturales.

 

kal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios