Hallan el caracol de tierra más pequeño del mundo

Su concha mide 0,86 milímetros de diámetro
Entra 10 veces en el ojo de una aguja. Foto: B. Páll-Gergely / N. Szpisjak
01/10/2015
00:10
La Nación/Costa Rica/GDA
-A +A

Con una concha de 0,86 milímetros de diámetro, Angustopila dominikae sería el molusco terrestre más pequeño del mundo descubierto hasta la fecha: cabe 10 veces en el ojo de una aguja.

Los investigadores de la Universidad de Shinshu, en China, encontraron el caracol cuando examinaban muestras de suelo recolectadas en una base de rocas de piedra caliza en la provincia de Guangxi, en ese país.

“Probablemente viva en las paredes de piedra caliza como otras especies similares de Hypselostomatidae reportadas por Panha y Burch en 2005”, escribieron los científicos en un artículo , el cual fue publicado en la revista ZooKeys .

De esta manera, Angustopila dominikae le gana la partida a un caracol terrestre reportado anteriormente en Tailandia, Pupisoma sp ., cuyo diámetro es de 0,9 milímetros.

Sin embargo, los caracoles marinos siguen siendo los más pequeños en el orbe. El récord lo tiene Ammonicera minortalis , un gastrópodo descrito por primera vez en Cuba en 1992, cuyo tamaño oscila entre 0,32 y 0,46 milímetros.

Siete caracoles

El artículo da cuenta de otras seis especies de moluscos terrestres diminutos, para un total de siete variedades nuevas para la ciencia.

Todas las conchas encontradas estaban vacías, poseían un color gris claro; además, ninguna tenía un diámetro que supera el milímetro. Pertenecen a los géneros Angustopila , Hypselostoma y Krobylos .

“Estudiar los caracoles de tierra de conchas diminutas es importante para evaluar la biodiversidad y la historia natural, así como para establecer las bases para el estudio de la evolución del enanismo en los animales invertebrados”, precisaron los especialistas en el reporte.

De hecho, el alto endemismo en los caracoles diminutos del trópico obliga a los científicos a realizar muestreos detallados que abarcan amplias zonas geográficas, para así poder establecer parentescos.

“Los extremos en el tamaño suscitan interés en cuanto a su adaptación al entorno”, destacaron los científicos.

kal

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios