1

¿Qué pasa cuando sufres una descarga por un rayo?

En un 90% de los casos el evento no es mortal
La complicación más severa es paro cardiaco. Foto: Archivo
11/08/2015
13:13
Notimex
-A +A

El sufrir una descarga eléctrica por la caída de un rayo puede originar daños al corazón, así como falla multiorgánica, dependiendo la vía de ingreso al organismo, señaló el médico internista Rubén Santoyo Ayala.

“La complicación más severa es paro cardiaco, pero puede haber otras secuelas por ejemplo que ya no puedan levantar una mano, que tenga alguna amputación; va a depender de la intensidad del rayo, o también daño al corazón, al cerebro y al riñón que son los que están sufriendo por falta de oxigenación”, apuntó.

El especialista dijo que el rayo puede ingresar por la vía del cerebro, lo que trastocaría el sistema nervioso, o bien puede ingresar por vía sanguínea alterando redes arteriales o venosas lo cual pudiera llevar a un paro cardiorrespiratorio.

Tras una descarga eléctrica, dijo, pueden presentarse otras afectaciones como fracturas de cráneo, pérdida de la memoria, multitraumatismos y limitación en los movimientos corporales.

Asimismo, manifestó que si ataca por la vía ocular pueden aparecer cataratas, desprendimiento de retina u opacidad del cristalino, en tanto si ingresa por el oído las probabilidades de perforación del conducto auditivo son altas.

La descarga por rayo es altamente peligrosa considerado que cada uno de ellos, libera más de 30 mil amperes de electricidad en fracción de segundos, explicó Santoyo Ayala.

No obstante, indicó que hasta en un 90% de los casos el evento no es mortal para el paciente, aunque insistió que puede haber secuelas.

Detalló que lo ideal al suceder una eventualidad de este tipo es ofrecer de inmediato reanimación al paciente, así como respiración de boca o boca, para después trasladarlo a la unidad médica más cercana.

“Lo ideal sería que tuviera una reanimación cardiopulmonar en ese momento porque está paralizado, probablemente con ello se puedan salvar y después pedir su traslado en ambulancia”, apuntó.

Se refirió también al efecto de fulguración que producen este tipo de descargas, y que suele manifestarse por quemaduras de segundo o tercer por lo que el accidentado debe ser valorado medicamente e incluso hospitalizado para mantenerse en observación.

“Alguien puede decir tuve una descarga pero me siento bien, se tiene que hospitalizar el paciente de 24 a 48 horas posteriores para tomar pruebas de laboratorio y un electro y ver que no haya complicaciones porque pueden ser posteriores y no en ese momento”, puntualizó.

La probabilidad de sufrir una descarga eléctrica por rayo se incrementa de mayo a octubre, indicó el especialista de ahí que recomendara evitar transitar por las calles en automóvil cuando caen lluvias copiosas.

“En todo caso lo ideal es pararse y refugiarse en un lugar en donde no haya arbolado y cerrar las ventanas, pero procurar también que no sean espacios muy abiertos y si se circula por la vía peatonal, no usar paraguas con punta de metal”, dijo.

Indicó que se deben adoptar otras medidas preventivas mientras transcurren las tormentas, como no meterse a bañar o duchar, salir de albercas, ríos y mar cuando esté lloviendo, suspender actividades deportivas al aire libre.

También sugirió retirarse de ventanas y puertas, desconectar todos los aparatos eléctricos, no lavar ropa o loza, no caminar sobre suelo mojado, no pararse en los balcones, además de no hablar por teléfono.

Además, es importante no cargar objetos de metal mientras llueve. Indicó que México es de los países con mayor mortalidad por descargas eléctricas por rayos en el mundo, con una prevalencia de hasta 220 decesos por año.

 

kal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS