Aléjate de los minisúper y otros 4 consejos para comprar mejor

Se trata de reasignarle valor a las cosas y de establecer prioridades de compra, pero también de realizar compras inteligentes o en general, de gastar mejor el dinero que se tiene. Aquí cinco claves para hacerlo
Foto: Archivo / Cuartoscuro
07/04/2017
00:15
Mariana F. Maldonado
Ciudad de México
-A +A

Enero no ha sido el único mes en el que han subido los precios de bienes y servicios, sino más bien todo el año ha estado acompañado de un aumento generalizado en lo que nos cuestan las cosas. ¿Se trata de no comprar o de comprar menos? Sí, se trata de reasignarle valor a las cosas y de establecer prioridades de compra, pero también de realizar compras inteligentes o en general, de gastar mejor el dinero que se tiene. Aquí cinco claves para hacerlo.

Aléjate de las tiendas de conveniencia

En general, aléjate de las tiendas en la que los productos salen más caros que en el resto. Comprar en el lugar correcto y darse el tiempo para ello puede significar el pagar un precio justo o más de lo que realmente cuesta el producto. Por ejemplo, un producto que no tiene mucho de haber entrado al Oxxo, la leche de almendra. Mientras en esta tienda se vende a 43 pesos, puedes encontrar la unidad a poco más de 33 pesos si la compraras en Sams, en donde la caja con seis unidades se vende a 199 pesos, lo que representa que por unidad estarás pagando más de 20% más. Conviene y conviene mucho hacer cuentas de cuáles son los productos que consumes y buscar el lugar más económico en donde las venden. Saca calculadora y empieza a hacer cuentas.

¡Cupones!

En México no es una costumbre muy extendida, pero los cupones realmente pueden significar un verdadero ahorro si los usas bien. Hoy existen una gran variedad de sitios que te ofrecen productos y servicios con descuentos de hasta 70%. Cuponatic, Groupon, Clickonero o Privalia (es ropa y calzado, principalmente) son algunos ejemplos.

La variedad de productos y servicios es mucha, así que si necesitas algo, primero revisa si estos sitios no lo tienen en oferta.

“El secreto es localizar aquellos cupones que sí sean aplicables a los productos que necesitamos y que usamos diario, ya que de esta manera comenzarás a crear una cultura de cupones de descuento”, aconseja Comparaguru.com, un comparativo de productos financieros, en un texto que da consejos al respecto. Pero justamente es importante que busques aquellas promociones que realmente se ajustan a aquello que necesitas, porque si no, vas a llenarte de objetos innecesarios. Recuerda que antes de comprar, viene una reflexión al respecto.

Compra en línea o a través de una app

Es muy común que las marcas ofrezcan descuentos específicos cuando compras en línea cualquier producto ya sea comida de perro o ropa. Incluso suelen tener pestañas con “ofertas especiales”. Cuando haces primeras compras en algunos sitios también pueden darte cierto descuento por hacerlo o también por usar por primera vez una app.

Si tienes un poco de tiempo, explora las oportunidades que te ofrecen las marcas si compras a través de este medio. Es importante que conozcas los precios que pagarías al comprar en físico para que puedas hacer una buena comparación y ojo, es fácil caer también en compras innecesarias si no tienes claro qué es lo que estás buscando.

Paga a tiempo

Aplica para todo. Tarjetas de crédito, préstamos, servicios y hasta multas. Si lo haces puedes obtener descuentos muy altos, por ejemplo, en el caso de las multas de tránsito éste puede ser de hasta 80%. Al contrario, si tardas en pagar cualquier cosa, el precio irá incrementándose. Por ejemplo, en el caso de una deuda por tarjeta de crédito, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) hizo hace algún tiempo un cálculo y la deuda puede aumentar hasta 500% si sólo pagas el mínimo. Así que si quieres ahorrar, paga a tiempo que las deudas por dejarlas olvidadas en un cajón no van a desaparecer.

Un mes de plazo

La idea es que hagas una regla el pensarte 30 días una compra. “Evitar la gratificación instantánea es una de las reglas más importantes de las finanzas personales”, asegura la guía de finanzas The Simple Dollar. Y pensarte una compra durante este tiempo es una forma de empezar. No se trata de comprar inmediatamente algo que por un momento pensaste que necesitabas, sino de darle vueltas en la cabeza hasta que por fin te decidas… o no. Quizá cuando pase ese tiempo ya hasta se te olvidó aquello que querías comprar.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS