Desaceleración económica, principal riesgo para México: BofAML

Bank of America Merrill Lynch prevé que el PIB se desacelere debido a un efecto de las políticas monetaria y fiscal restrictivas, así como por la incertidumbre por la renegociación del TLCAN y procesos electorales
13/07/2017
12:30
Leonor Flores
Ciudad de México
-A +A

En estos momentos el principal riesgo y preocupación para los inversionistas no es el proceso electoral ni la inseguridad pública, sino que la economía se desacelere más de lo previsto como efecto de las políticas monetaria y fiscal restrictivas, advirtió Bank of America Merrill Lynch (BofAML).

"En estos momentos a los inversionistas no les preocupa nada, por eso el peso se está apreciando mucho; vemos que el tipo de cambio pasó de estar en 22 pesos de hace unos meses a 17.80 pesos por dólar", afirmó el economista para Canadá y México de BofAML, Carlos Capistran.

Durante la presentación de las Perspectivas Económicas de medio año, dijo que se prevé que en 2017 la economía crecerá 1.8%, lo que implicará una desaceleración en los próximos meses, con una inflación que tocará su punto máximo en el tercer trimestre alcanzando un nivel de 6.4%

"Prevemos que el PIB se desacelere debido a un apretamiento de las políticas fiscales y monetaria, y también por la incertidumbre por la renegociación del TLCAN y el procesos electorales", señaló.

El economista dijo que si bien en estos momentos no hay preocupación por las elecciones del 2018, en la medida en que se acerque la definición de candidatos aumentará la incertidumbre; en tanto que para el TLCAN, se espera que sea un proceso suave y tranquilo porque lo más probable es que sea una renegociación trilateral.

Capistran mencionó que hace un año, una de las primeras preguntas de los inversionistas era sobre el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, pero ahora tras el resultado de las elecciones en el Estado de México, pocas son las inquietudes al respecto.

Respecto a la sucesión en el Banco de México (Banxico), manifestó que tampoco están anticipando una gran afectación en los mercados porque cualquiera de los tres que se mencionan (José Antonio Meade, Alejando Díaz de León y Miguel Messmacher), tienen capacidad y reconocimiento.

Pero en su opinión, lo deseable seria que fuera una persona más cercana al mismo Banco central.

"No me preocupan éstas rotaciones en Banco de México, cualquiera de ellos, ya los quisieran tener el algunos bancos centrales de América Latina", afirmó.

Aseguró que dado que el trabajo más difícil ya lo hizo Carstens con la fuerte subida de tasas, al que llegue le tocará acomodar la política monetaria cuando empiece a bajar la inflación.

tcm

 

Mantente al día con el boletín de El Universal