Disminuyen los compradores de autos nuevos, dice AMDA

Entre 2014 y 2016 se redujo la brecha entre consumidores, destaca directivo
En México se vendieron 13 autos nuevos por cada mil habitantes durante el año pasado, mientras que en Chile y Argentina se comercializaron sólo 15 vehículo (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
12/07/2017
01:14
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos (AMDA) explicó que la caída de 5.3% en la venta de vehículos nuevos en junio obedece a que existe un potencial de compradores menor al de hace tres años.

Guillermo Rosales, director general adjunto de AMDA, explicó que en 2016 se cumplieron cinco semestres consecutivos de incremento en ventas de autos nuevos, lo que disminuyó la brecha entre los consumidores que podían comprar y no lo estaban haciendo.

“Con los resultados de 2014 a 2016, la brecha ha disminuido (...) Hay menos gente que esté necesitando y esté en posibilidades de comprar un auto de la que había hace tres años, es evidente y es un factor muy relevante”, dijo.

Es 2011, los distribuidores estimaban que podían vender hasta 50% más vehículos de los que se comercializaban cada año; en 2014, esa proyección bajó a un potencial de 30% más, y en 2016 la brecha se hizo menor.

En 2011 se comercializaron 905 mil 886 vehículos nuevos y el año pasado se alcanzó una cifra récord en ventas de un millón 603 mil 672 unidades.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) indicó que en 2011 se vendían solo ocho autos nuevos por cada mil habitantes en el país; mientras que en Chile y Argentina se vendían 20 vehículos nuevos por cada mil habitantes.

En 2016, en México se vendieron 13 autos nuevos por cada mil habitantes; mientras que en Chile y Argentina se vendieron sólo 15 autos

En Brasil, el mercado más grande de autos nuevos en Latinoamérica, se vendían 18 autos nuevos por cada mil habitantes en 2011 y en 2016 se vendieron 10 autos.

La inflación del precio de los vehículos y el incremento en las tasas de interés también ha ocasionado que los consumidores tengan menos dinero disponible para comprar un auto.

En junio, la inflación anual de los vehículos nuevos fue de 8.37%, cuando la inflación general se ubicó en 6.31%.

“Las tasas de interés tienen un impacto en el incremento del costo del financiamiento, no del crédito automotriz, sino del financiamiento que afecta la disponibilidad de recursos de los consumidores”, expuso Rosales..

Los servicios de transporte bajo demanda como Uber y Cabify también están funcionando como alternativas a la compra de un vehículo.

En junio, la venta de autos subcompactos cayó 14.7%; de lujo 4.8%; la de deportivos 21.6%; los camiones ligeros 8.5%, y los camiones pesados 29%.

Los segmentos que registraron un incremento en ventas fueron los autos compactos, con 2.1% y las SUVs, con 7.9%.

El directivo de AMDA comentó que a estos factores se suma la desaceleración de la economía y el desempleo en la zona del Golfo de México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS