Cofece cierra caso de cebada de malta

Investigaba a firma Impulsora Agrícola por supuesto monopolio, pero esta se disolvió
La Cofece encontró que Modelo y Heineken, a través de Impulsora Agrícola, condicionaban a los agricultores la compra de grano. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/06/2017
01:47
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

La autoridad encargada de la competencia cerró el caso de la práctica monopólica de la empresa Impulsora Agrícola que producía, comercializaba y distribuía semilla y grano de cerveza de malta.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anunció lo anterior, tras conocerse que dejó de operar esa firma, que constituyeron los dos principales grupos cerveceros del país: Grupo Modelo y Heineken México.

El problema que detectó la comisión fue que la empresa de cebada prácticamente fue el único oferente de semillas y el comprador de grano del país desde 1958. Sin embargo, mientras la Cofece investigaba se disolvió e inició el proceso de liquidación de Impulsora Agrícola.

Al no haber elementos para hacer la investigación, la Cofece “resolvió cerrar el expediente, al no contar con elementos suficientes para determinar la inexistencia de condiciones de competencia efectiva, pues los efectos que generen en el mercado la disolución de IASA y la nueva manera en que Modelo y Heineken se abastecerán del grano, solo podrán observarse cuando concluyan los ciclos agrícolas posteriores al último periodo de investigación”.

En enero de 2016, a través de su autoridad investigadora, la comisión anunció que investigaría la probable existencia de barreras a la competencia en el mercado de la producción, distribución y comercialización de semilla y grano de cebada maltera para la producción de cerveza.

El problema que encontraron es que Modelo y Heineken compraban en exclusiva el grano a los agricultores y lo vendían a otros usuarios.

Además, hallaron que las dos empresas, vía Impulsora Agrícola, condicionaban a los agricultores la compra de grano a cambio de que compraran con ellos la semilla y controlaba el destino de los excedentes de los campesinos.

“Así, si un agricultor no adquiría la semilla, esta sociedad no le compraba el grano de cebada maltera. Impulsora Agrícola era el principal proveedor y comprador, y el único intermediario entre los productores de grano de cebada y de malta en el país”, detalló la comisión.

Con la disolución de la empresa, se espera que Grupo Modelo y Heineken se abastezcan de grano de forma independiente.

Sin embargo, los efectos en precios se verán reflejados en los mercados hasta que concluyan los ciclos agrícolas posteriores.

La decisión de las dos grandes firmas cerveceras de disolver la empresa, también se acompañó de la determinación de liberar las variedades vegetales Doña Josefa, Adabella, Armida y Alina.

Cómo parte de los compromisos que adquirieron ante la comisión está el hacer pública la información con la que se cultiva el tipo de grano que las empresas demandan para la producción de malta.

“Conforme a lo expuesto por los agentes económicos, de esta forma terceros interesados podrán producir y comercializar libremente las variedades vegetales sin necesidad de alguna autorización o contraprestación”, afirmó la comisión.

Si bien se cerró el expediente, la Cofece tiene la facultad para investigar y analizar en un futuro las circunstancias y condiciones del mercado y posibles práctica contraria al proceso de competencia relacionada con la semilla y grano de malta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS