Nestlé ve retos en empleo y en impuestos calóricos

Busca generar 17 mil puestos de trabajo enfocados a la población juvenil
Como parte del Acuerdo por la Empleabilidad Juvenil de la Alianza del Pacífic o, Nestlé dijo que es fundamental el diálogo entre academia, IP y los jóvenes (CORTESÍA)
01/06/2017
03:34
Miguel Pallares
Santiago, Chile
-A +A

[email protected]

A unos kilómetros del Palacio de la Moneda, en la capital de Chile, Grupo Nestlé anunció su objetivo de generar 17 mil nuevos empleos, prácticas profesionales y oportunidades para jóvenes en los países de la Alianza del Pacífico, pero también consideró que existe una tendencia por imponer impuestos calóricos en esta zona.

En entrevista con EL UNIVERSAL, los presidentes de Nestlé en México, Perú y Colombia, así como el vicepresidente de asuntos corporativos de Chile, destacaron la necesidad de institucionalizar la formación dual (trabajo y estudio dentro de las empresas) en la región a través de leyes o regulaciones impulsadas por las autoridades.

“Este año estamos muy enfocados en el tema de la educación dual, creo que sí lo podemos desmitificar y hacerlo más oficial en términos de políticas públicas de los gobiernos va a ser un tema muy grande. Las empresas no van a estar tratando de inventar su solución”, comentó Marcelo Melchior, director general de Nestlé México.

Juan Gabriel Reyes, director general de Perú, y Javier Texidó, a cargo de Nestlé Colombia, resaltaron la falta de sinergias entre los requerimientos buscados por las compañías y los intereses de los jóvenes, afecta los índices de desempleo y la capacidad por incluir a la población juvenil en el mundo laboral.

“Entender que necesitamos un espacio de encuentro entre la academia, el sector privado y la juventud es importante, porque hay una disociación de lo que los jóvenes quieren estudiar y lo que un país ofrece en términos de empleo, eso debe de tener un puente”, dijo Reyes.

Impuestos. En otro tema, Chile ha sido pionero en Latinoamérica por su etiquetado en alimentos con alto contenido calórico y otros ingredientes, por lo que hoy en sus restaurantes, hoteles y tiendas se pueden observar productos con leyendas básicas como “Alto en Azúcares”, “Alto en Grasas Saturadas”, “Alto en Calorías” y “Alto en Sodio”.

Una barra de chocolate o una bebida puede contener uno o más de estos logotipos octagonales que se usan para prevenir a los usuarios del impacto en su salud. Sin embargo, Francisco Frei, vicepresidente de asuntos corporativos para Nestlé Chile, considera que no hay un efecto real en las ventas de este tipo de productos.

“El foco es educar, creemos que poner una restricción no mejora los hábitos saludables de las personas, no hay producto ni bueno ni malo, lo importante es cómo los consumas. Hay algunas categorías que se han visto afectadas y hay otras que no resultan impactadas aunque tengan esta medida”, añadió el vicepresidente.

En la categoría de chocolates, Nestlé Chile resintió una disminución de 7% u 8% en sus ventas de manera inicial después de la implementación del etiquetado, pero asegura que sus ventas se recuperaron tras un año de operación de la reglamentación.

Desde el 26 de junio, Chile aplicó la nueva ley de etiquetado y publicidad para los alimentos con azúcar añadida, grasas saturadas, alta cantidad de calorías y en sodio.

Hoy en México organizaciones como El Poder del Consumidor y la Alianza por la Salud Alimentaria han promovido la implementación de este tipo de medidas en el país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS