Las ventas de ANTAD se frenan en febrero

Hay señales de menor ritmo de compras de las familias mexicanas como se anticipaba, asegura analista de Ve por Más
La caída del poder adquisitivo de los salarios ante la creciente inflación fue una de las causas a la que atribuyen las bajas ventas en tiendas. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/03/2017
01:46
Miguel Ángel Pallares Gómez
-A +A

[email protected]

Las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportaron este febrero un crecimiento a tiendas iguales tres veces menor en comparación con el mismo mes de 2016.

En febrero del año pasado, el organismo presidido por Vicente Yáñez tuvo un alza de 2.7% en sus ingresos a mismas tiendas (ventas en establecimientos con más de un año de operación, que descuentan el alza por las nuevas tiendas), mientras que el mismo mes pero del año previo su crecimiento en este indicador fue de 9.6%, es decir, 690 puntos base de diferencia (100 punto base por cada punto porcentual).

En cuanto a las ventas totales, ANTAD mostró un impulso de 5.6% en febrero de este año, mientras que un año antes el organismo tuvo un repunte de 12.7% en el mismo mes. La diferencia entre ambas cifras es más del doble y equivale a 710 puntos base.

“Las ventas acumuladas al segundo mes de 2017 ascendieron a 237.3 miles de millones de pesos”, dijo la ANTAD por medio de un comunicado.

Después de agosto de 2016, cuando el crecimiento a mismas tiendas fue de 1.7%, las ventas de las tiendas comerciales no habían registrado un nivel tan bajo en este indicador, pero desde octubre de 2016 a enero 2017, las ventas de las cadenas de autoservicio, departamentales y especializadas han mostrado una tendencia a la baja al pasar de 7.7%, 5.9%, 4.3% y 4.1%, respectivamente.

En ventas totales, la tendencia negativa también se extiende desde octubre de 2016 hasta febrero con repuntes de 11.4%, 9.0%, 8.5%, 6.9% y 5.6%, respectivamente.

“Tres elementos podrían explicar el desempeño del indicador: la difícil base de comparación, el efecto calendario (un día menos) y la segunda caída consecutiva en los salarios reales en febrero, derivados de una creciente inflación”, dijo Alejandro Saldaña, analista de Ve por Más.

El especialista explicó en un reporte que el comienzo de 2017 ha dado señales de un menor ritmo en las compras de las familias mexicanas, como se había anticipado, y además previó un entorno de menor crecimiento económico y menor poder adquisitivo, factores aunados a bajos niveles de confianza y un comportamiento de moderación en el consumidor.

“El encarecimiento de la canasta básica derivado de diversos factores —tipo de cambio, difícil base de comparación de telecomunicaciones, liberalización de gasolinas y otros energéticos, etcétera— han traído como consecuencia que los salarios reales se mantengan en terreno negativo en lo que va del año, a pesar del incremento de 9.6%”, agregó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS