Aeroméxico reporta roce entre alas de dos aviones

Percance se suscita en operaciones en pista de rodaje del aeropuerto capitalino; empresa lo atribuye a un descuido; la SCT confirma que no hubo afectaciones
Aeroméxico negó que el accidente entre las dos aeronaves se haya originado por la saturación de la terminal aérea (TOMADA DE TWITTER)
21/02/2017
01:28
Carla Martínez
-A +A

[email protected]

Andrés Conesa, CEO de Aeroméxico, calificó como un descuido el alcance entre las alas de dos aviones de la aerolínea sucedido ayer en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Durante el Foro Nacional de Turismo 2017, negó que el percance se haya originado por la saturación de la terminal aérea. “Vamos a investigarlo, pero parece que fue un descuido, cuando iba pasando el avión se dio cuenta de que no la libraba uno de nuestros aviones y rozó con otro, pero no tiene que ver con la saturación del aeropuerto”, expresó Conesa.

Aeroméxico dio a conocer ayer que los vuelos AM170 y AM164, que cubrirían las rutas México-Tijuana y México-Bajío, regresaron a posición de contacto después de que se registrara un roce de alas entre las aeronaves. “Los pasajeros se encuentran bien y serán reubicados en los siguientes vuelos de la aerolínea”, informó la compañía.

Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, mencionó que “no fue nada” el impacto entre los alerones de los dos aviones de Aeroméxico.

“El reporte que tengo es que no hubo nada, afortunadamente, fue un roce de un alerón con otro, no pasó nada, no hubo ningún herido, ningún lesionado y afortunadamente todo bien”, puntualizó Ruiz Esparza.

El funcionario agregó que el suceso se generó en pista de rodaje, “son accidentes que no deben presentarse; sin embargo, cuando suceden que no pase nada, y no pasó nada”.

Adquisición, buena noticia. Sobre la transacción entre Delta y Aeroméxico, el CEO de Aeroméxico recordó que Delta cuenta con 17% de la aerolínea mexicana y va por 49%.

“Que la mejor aerolínea en términos de operación, de rentabilidad, que tiene un dinamismo muy importante, que apueste a tener 49% de la aerolínea bandera de México, creo que es una muy buena noticia”, señaló Conesa.

El directivo explicó que esta adquisición se trata de una compra secundaria, “no es una inyección de capital, entonces se le compra a los accionistas actuales”.

Subrayó que la compra es una muestra de la confianza ante las perspectivas económicas del país, que son favorables. “Una vez que podamos operar con las autorizaciones para el 1 de abril, en los primeros nueve a 12 meses vamos a pasar de 70 vuelos diarios a 100, entre los dos vamos a meter una cantidad muy importante de vuelos que los estaremos anunciando después del 1 de abril”, dijo Conesa.

En diciembre pasado, Delta y Aeroméxico informaron que el Departamento de Transporte de la Unión Americana les permitió establecer un acuerdo de colaboración conjunta que incluye la coordinación en cuanto a destinos, frecuencias, ubicación e inversiones conjuntas en instalaciones aeroportuarias.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS