Cofece: inhibe la corrupción competencia en gasolinas

La comisión pide erradicar prácticas mañosas y la burocracia en permisos; apertura requiere que regulaciones locales permitan más gasolineras, dice
Cofece considera que la competencia en el mercado gasolinero es necesaria para mejorar calidad, precio y servicio entre las estaciones. (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
02/02/2017
01:39
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

La apertura del mercado de gasolinas y diesel no estará completa si se mantienen las “prácticas mañosas”, corrupción y burocracia en el otorgamiento de permisos, porque al inhibirse la participación de competidores, habrá gasolineros que mantendrán altos márgenes de ganancia y no se verán precios bajos al abrirse el mercado, dijo la presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios.

La apertura, comentó, requiere que las regulaciones locales no frenen la instalación de nuevas gasolineras, porque en los próximos años puede duplicarse el número de estaciones de servicios, que hay actualmente rebasa las 11 mil en el país.

De lo anterior, un estudio reciente de la Cofece sobre competencia en el mercado de combustibles concluye que en Campeche, Colima, Durango, Guadalajara y Tuxtla Gutiérrez se pide que la superficie mínima de la gasolinera en zonas urbanas sea de 400 metros cuadrados en esquina y 800 en no esquina, y para rurales de 400 metros en la localidad y 800 metros fuera del poblado, lo que calificó de obstáculos graves a la competencia.

En Tuxtla Gutiérrez y Zapopan los ayuntamientos pueden pedir a los dueños de las estaciones de servicio tomar las medidas que estimen “conveniente” para prevenir o combatir cualquier siniestro en instalaciones lo que sujeta a discrecionalidad y corrupción a los empresarios al haber ausencia de procedimientos claros.

Otro ejemplo es que en Durango, Durango; Nuevo Casas Grandes, Chihuahua; Tijuana, Baja California, y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los alcaldes piden se adopten los manuales de operación de la franquicia Pemex, entre otras irregularidades.

Por ello, Palacios aseveró: “necesitamos una reforma silenciosa, a lo largo y ancho del país, que implique la creación de marcos procompetitivos y autoridades —estatales y municipales— honestas y eficaces. Esto puede permitir generar concurrencia y competencia en el expendio al público de combustibles”.

Además de las leyes y regulaciones, estatales y municipales también debe considerarse la actuación de todos los servidores públicos responsables de otorgar estos permisos.

En otras palabras, a la mala regulación, “hay que sumarle burocracia, prácticas mañosas y actos de corrupción. Puede haber regulaciones perfectas, que no sirvan de nada si no hay voluntad para aplicarlas”, dijo.

La competencia es necesaria para mejorar la calidad, precios y servicio de la venta al público de las gasolinas, dijo la presidenta de la comisión

Si se compara México con otros países hay una baja cantidad de estaciones por número de vehículos. Aquí, por cada 3 mil 270 vehículos hay una gasolinera; en España la relación es una estación por cada 2 mil 890 autos y en Estados Unidos una por cada mil 640 autos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS