Trump ofrece bajar normas e impuestos a sector automotriz

Tras reunirse con presidentes de GM, Ford y Fiat Chrysler, les pide producir más
Mary Barra, directora ejecutiva de GM; Donald Trump, presidente de EU; Sergio Marchionne director ejecutivo de Fiat Chrysler, ayer en Washington (SHAWN THEW. XINHUA)
25/01/2017
01:44
Sara Cantera y Víctor Sancho Reportera y corresponsal
-A +A

[email protected]

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió a las armadoras estadounidenses General Motors, Ford y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) elevar su producción en territorio estadounidense y construir nuevas plantas.

En una reunión en la Casa Blanca con los presidentes ejecutivos Mary Barra, de General Motors; Mark Fields de Ford, y Sergio Marchionne, de FCA, Trump dijo que quería ver la construcción de nuevas plantas en ese país.

En la reunión, el mandatario les reiteró la medida de imponer aranceles a la importación (de hasta 35%) si siguen con la práctica de llevar las plantas de producción fuera de su territorio.

En cambio, prometió beneficios fiscales “masivos” para hacer más atractivo el ambiente de negocios para las inversiones y de otras empresas.

Trump también ofreció simplificar los estándares de emisión de contaminantes de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), la cual abrió una investigación contra FCA por no cumplir con las emisiones en 104 mil vehículos a diesel.

EPA fue la que descubrió que Volkswagen había colocado un software en varios modelos a diesel para evadir las mediciones de contaminantes, lo que derivó en una multa millonaria.

“Estamos reduciendo impuestos de forma y regulaciones innecesarias”, explicó el presidente, dos aspectos largamente demandados por los fabricantes. Sin embargo, Trump no dio detalles concretos de estas acciones.

“Quiero que se construyan plantas aquí para ensamblar coches que se vendan aquí”, tuiteó Trump antes del encuentro. Los tres principales fabricantes iban a construir plantas en el exterior y trasladar su producción fuera de EU, principalmente a México.

Inversiones. Previo a que Trump asumiera la presidencia, las tres armadoras anunciaron inversiones en EU.

Ford canceló la construcción de una planta en San Luis Potosí, donde iba a invertir mil 600 millones de dólares; ahora expandirá con 700 millones su planta de Flat Rock, Michigan.

General Motors y FCA invertirán mil millones de dólares cada una para ampliar operaciones en EU. Las tres firmas seguirán fabricando en México.

En 2014, General Motors anunció una inversión por 5 mil millones de dólares en México hasta 2018 que no cambiarán e informó la fabricación de la Terrain en San Luis Potosí. Ford fabricará el Focus en Sonora; y FCA fabrica la nueva Jeep Compass en Toluca.

Armando Soto, director de Kaso y Asociados, dijo que se mantendrá la producción de autos pequeños en México, pero implica que el país pierda la oportunidad de conocer y desarrollar vehículos más sofisticados como híbridos y eléctricos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS