“Invertiremos primero en México antes que en EU”

El país tiene la ventaja de recibir mayores inversiones destinadas al sector manufacturero, afirma
La empresa considera que la situación económica global con bajos precios del petróleo está frenando el crecimiento económico a nivel mundial (ESPECIAL)
14/08/2015
01:03
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

A diferencia de otras empresas donde el encarecimiento del dólar le quitó competitividad a las operaciones en México, para Axalta, el fabricante de pinturas automotrices, industriales y arquitectónicas, esta situación le da una ventaja a nuestro país, incluso por encima de Estados Unidos, para recibir mayores inversiones en manufactura.

“Por la proximidad con Estados Unidos, sentimos que México está en una posición muy competitiva y con un dólar fuerte haremos una inversión primero en México antes que en Estados Unidos, la proximidad y la relación entre ambos países favorecerá esas decisiones”, dijo Charles Shaver, presidente y director general de Axalta Coating Systems, en entrevista con EL UNIVERSAL.

Este año, Axalta espera concluir la ampliación de la planta de recubrimientos líquidos y en polvo ubicada en Tlalnepantla, Estado de México, donde invirtieron 10.5 millones de dólares para ampliar la producción de pinturas para el sector automotriz.

Con esta inversión, la empresa incrementará 35% su volumen de fabricación de recubrimientos para autos y vehículos comerciales.

Axalta también tiene considerado ampliar sus operaciones en el segmento de pinturas para la industria del petróleo y gas, así como para sistemas eléctricos.

Los recubrimientos para el sector industrial se fabrican en las tres plantas de Axalta en México: Ocoyoacan, Morelos; Tlalnepantla, Estado de México y Apodaca, Nuevo León.

El presidente de la compañía es optimista sobre el entorno de negocios en México, pues sus principales clientes son las armadoras de vehículos, las cuales han anunciado importantes inversiones para aumentar su producción en el país durante los próximos años.

No obstante, la empresa considera que la situación económica global con bajos precios del petróleo está frenando el crecimiento económico a nivel mundial.

¿Cuál ha sido el desempeño de Axalta en México?

—Nuestros negocios han crecido en la medida en que las armadoras han estado creciendo en los últimos dos años. Hay muchos productores que están invirtiendo para incrementar su capacidad de producción y nuestras divisiones de pintura automotriz, repintado automotriz e industrial, tanto de pintura líquida como en polvo, siguen creciendo.

¿La división de pintura automotriz es el negocio principal?

—Es nuestro negocio más grande a nivel mundial y no sólo estamos enfocados en la parte de las armadoras, también estamos en camiones comerciales, pues tenemos productos para el mercado de repuesto o refacciones para pintar autos después de alguna colisión y estas divisiones representan casi 75% de las ventas de la compañía. Somos líderes mundiales en recubrimiento automotriz.

¿Qué están demandando las armadoras en términos de pintura?

—El color es cada vez más importante. Los colores ahora son más complejos, profundos y vibrantes.

Están demandando un incremento en la durabilidad, mayor resistencia a los rasguños, a la humedad y a rayos ultravioleta para zonas tropicales donde la intensidad solar es muy alta.

También nos están pidiendo que colaboremos con fabricantes de autopartes como Magna o Faurecia y que los componentes que fabrican combinen con el color del auto. Para quitarle peso a los vehículos habrá más partes plásticas y de otros metales como el aluminio. Tenemos que desarrollar la capacidad para pintar esas piezas y hacer que combinen con el auto.

¿Qué están demandando los consumidores?

—El consumidor global está cada vez más educado, está conectado a las redes sociales, lee periódicos y se entera de las últimas tendencias en Europa, China y si compran en México quieren eso.

Antes las armadoras diseñaban vehículos específicamente para México o para Brasil, ahora ya no lo pueden hacer, porque el consumidor es más exigente y está más familiarizado con los interiores, el sistema de audio, la apariencia y la pintura da estilo.

Tratamos de anticiparnos a lo que va a querer el consumidor en cuatro o cinco años y a pesar de que 80% de los autos todavía son color negro, blanco, plata o gris, son muy diferentes a como lucían hace cinco años. Ahora los colores son más ricos, hay más brillo, son más profundos, los blancos son más perlados y un consumidor en México o en India quiere el mismo color disponible en Alemania.

¿Qué oportunidades hay en la división de recubrimientos para petróleo y gas en México?

—A pesar de que el negocio del petróleo y gas cayó dramáticamente el año pasado, nuestra división tuvo un buen desempeño. Crecimos gracias a la introducción de nuevos productos. Seguirá siendo una industria retadora en los próximos años para los proveedores, pero esperamos que tenga buenos resultados.

Axalta destacó que México fue el primer país donde se lanzó el recubrimiento en polvo especial para las tuberías de extracción de petróleo que soporta altas temperaturas, ya que el crudo mexicano es más pesado y al ser extraído genera condiciones de corrosión más altas. El producto está disponible desde 2006.

¿Cuánto crecieron las ventas por división en 2014?

—El año pasado las ventas de la división industrial crecieron 15% a nivel mundial. La división automotriz creció 12% y la de repintado automotriz 5%. La mayor parte del aumento fue en China, Norteamérica y México.

¿Qué tan importante es México para la corporación?

—Es una de nuestras dos regiones principales en el mundo después de Norteamérica y Europa, que son mercados muy estables, sigue Latinoamérica y Asia Pacífico. Dentro de Latinoamérica, México es uno de los mercados con mayor potencial de crecimiento. El año pasado, Latinoamérica contribuyó con 16% de las ventas totales, México y Brasil son los dos países que contribuyeron más con ese porcentaje.

¿Quiénes son sus principales clientes en México?

—Tenemos una larga relación de trabajo con Honda y KIA a nivel mundial, así que esperamos que se replique la experiencia en México con KIA —con quienes ya firmaron contrato— y estamos en negociaciones con Audi. Somos el principal proveedor para Grupo Volkswagen a nivel mundial y eso incluye a Audi.

¿Qué innovaciones hay en repintado automotriz?

—Nuestros clientes están demandando productos más sustentables para reducir la cantidad de solventes emitidos al medio ambiente. A pesar de que en las boutiques para autos todavía ves productos con 50% o 70% de solvente, y todo eso se va a la atmósfera, tenemos productos con 10% de solventes.

La tendencia es migrar a pintura a base de agua, con secado rápido y con una menor temperatura para fijar el color.

Axalta comentó que en China, 60% de las armadoras usa pintura a base de agua; mientras que en Europa y Norteamérica, 40% utiliza esta tecnología más amigable con el medio ambiente.

¿Cómo les ha impactado el precio del dólar?

—A nivel mundial tuvimos una afectación en ingresos de 12% en lo que va del año, pero en México estamos un poco aislados, porque si bien algunas materias primas han subido de precio, al exportar en dólares, se compensa.

Axalta exporta 10% de su producción a Estados Unidos, Sudamérica y China.

¿Cuáles son los principales retos de la empresa para 2015?

—El principal reto es la situación macroeconómica global. No tenemos ningún reto en términos de tecnología o capacidad productiva, pero con un dólar fuerte, con un Producto Interno Bruto global en cero, incluso en China, la duda es cuándo comenzará a crecer de nuevo el mundo.

El precio del petróleo crea distorsiones en el mercado, en los gobiernos y en los presupuestos. Hay muchos ganadores y perdedores. Esperamos que haya estabilidad en los precios de los energéticos en los próximos años que le permitan al mundo crecer nuevamente.

Pero no somos pesimistas, estamos invirtiendo 215 millones de dólares, un monto récord para este año, en ampliar nuestras instalaciones con nuevo equipo y a largo plazo nuestra visión es positiva, aunque en el corto plazo el escenario macro nos presiona a todos.

Axalta agregó que el color favorito en autos seguirá siendo el blanco, pero con mayores matices, mientras que el rojo se pondrá de moda entre los jóvenes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS