Prevén guerra de tarifas aéreas pese a la depreciación del peso

Beneficia a las empresas del sector la caída en los precios de la turbosina
Aeroméxico se ha favorecido por el escenario económico, pues sus gastos de operación sumaron 10 mil 875 millones de pesos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
13/08/2015
01:31
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

En el primer semestre del año los precios del transporte aéreo subieron 2.90% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este incremento fue menor al que se registró en la primera mitad del 2014 respecto al mismo lapso de 2013, cuando las tarifas aéreas subieron 16.02%.

Lo anterior se debe a que las aerolíneas están operando en un escenario económico favorable, donde el precio de la turbosina se redujo más de 20%, el volumen de pasajeros va en aumento y la renovación de la flota aérea permite transportar más gente y gastar menos combustible en las mismas rutas.

El analista senior de Grupo Financiero Interacciones, Francisco Guzmán, comentó que pese a que el tipo de cambio peso-dólar ha aumentado algunos costos operativos, no se ve en el corto plazo una repercusión en las tarifas aéreas; al contrario, se podría ver una guerra de precios entre aerolíneas.

“Yo no temería que las tarifas se movieran al alza, yo más bien lo vería hacia abajo. Hay más asientos disponibles, las flotas están creciendo; excepto por el factor del tipo de cambio y en caso de un vuelo internacional, ahí sí sería más factible”, explicó Guzmán.

El analista comentó que el sector aéreo está bastante competido en precios. Además, el costo de la turbosina, que representa entre 37% y 40% de los gastos operativos de las aerolíneas, ha bajado más de 20%, lo que permite a las empresas obtener beneficios.

“Hoy se tienen en el mercado más asientos disponibles y siguen renovando su flota, estamos viendo esa expansión en los números de los aeropuertos y las aerolíneas”, detalló.

De enero a junio, la Dirección General de Aeronáutica Civil reportó un incremento general de pasajeros para las aerolíneas mexicanas de 14.59%, con respecto a 2014.

En Aeroméxico, el ingreso por pasaje por asiento disponible por kilómetro disminuyó 3.4% en el primer semestre del año, para ubicarse en 996 pesos, en comparación con los mil 31 pesos del mismo periodo del año anterior.

Mientras que los gastos de operación de Aeroméxico incluyendo renta de equipo, depreciaciones y amortizaciones, sumaron 10 mil 875 millones de pesos, un incremento de 7.4%.

En Volaris, la tarifa promedio en el primer semestre del año se incrementó 4.2%, al pasar de mil 78 pesos en el primer semestre de 2014 a mil 123 pesos en el mismo periodo de 2015.

No obstante, Volaris también experimentó una presión en costos denominados en dólares, tales como el arrendamiento de aeronaves, costos internacionales de servicios aeroportuarios y un mayor gasto de mantenimiento debido a la depreciación del peso mexicano frente al dólar.

El 2014, las aerolíneas entraron en una guerra de precios para estimular el tráfico de pasajeros, lo que afectó su rentabilidad, pero este año están aprovechando la demanda para obtener mayores ganancias.

El analista del sector de Barclays, Gilberto García, considera que el incremento de los pasajeros permitirá a Volaris y Aeroméxico incrementar sus tarifas en los próximos años.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS