Rassini apuesta al segmento de camiones pesados en EU

El fabricante de suspensiones y frenos proveerá a Ford en ese país
Una de las plantas de Rassini en México, compañía que obtiene 86% de sus ventas de la región de Norteamérica y 14% de Brasil (CORTESÍA)
17/07/2015
04:03
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

El fabricante de suspensiones y frenos para la industria automotriz, Rassini, incursionó en el segmento de camiones comerciales pesados en Estados Unidos, con la firma de un contrato para proveerle componentes de suspensión delantera a la próxima generación de los modelos Ford F650 y F750 Work Truck Series, informó la compañía.

Este segmento representa 55% de las ventas de camiones comerciales en Estados Unidos.

Rassini ya comercializa este tipo de suspensiones para camiones comerciales pesados en Brasil, pero es la primera vez que entra a esta categoría en el mercado estadounidense.

Los resultados de las primeras ventas se comenzarán a reflejar en los resultados financieros del tercer trimestre del año.

No obstante, la perspectiva a futuro para este negocio es muy buena, pues se espera que las ventas de camiones pesados comerciales se dupliquen de 2014 a 2035.

Los camiones comerciales pesados se usan principalmente como grúas, ambulancias, pipas de gas o agua.

“Con esto, estarían conectando los diferentes tamaños de vehículos a los que les venden componentes que van desde un coche pequeño como el Fiat 500, a camionetas más grandes como la Chevrolet Silverado o la F150 de Ford y después saltan a los camiones pesados en Brasil que son más tipo trailer y les faltaba el eslabón de en medio, que son los camiones comerciales pesados”, explicó José María Flores, analista de Ve por Más.

Rassini obtiene 86% de sus ventas de la región de Norteamérica y 14% de Brasil.

De enero a junio, las ventas de autos y camiones ligeros en Estados Unidos crecieron 4.4%, para ubicarse en las 8 millones 523 mil unidades.

Los bajos precios de la gasolina, la creación de empleos y buenos planes de financiamiento ayudarán a alcanzar un volumen de venta de 17 millones de vehículos en 2015, por primera vez, desde 2001.

Los principales clientes de Rassini en Estados Unidos son Ford y General Motors, a quienes les vende componentes para las camionetas más vendidas en ese país, como la Ford F Series y la Silverado, camionetas que cada una por si sola vende más que toda la marca Volkswagen en Estados Unidos, con volúmenes mensuales de 60 mil unidades, cuando la marca alemana vende aproximadamente 40 mil unidades al mes.

“Esto es importante para Rassini, ya que 8 de las 10 camionetas más vendidas en Estados Unidos utilizan sus componentes de suspensión”, agregó Flores.

Los componentes de suspensión delantera para los camiones Ford F650 y F750 Work Truck Series se fabricarán en la planta de Rassini en Ohio, Estados Unidos.

Mientras que todas las funciones de marketing y ventas para el negocio de camiones comerciales pesados se ubicarán en las oficinas de Plymouth, Michigan, en Estados Unidos.

Rassini destacó que tanto los procesos de producción e investigación y desarrollo de estos componentes para camiones comerciales pesados, se realizan en la planta de Piedras Negras, Coahuila.

En el primer trimestre del año, Rassini reportó un incremento en ventas de 6.8% respecto al mismo periodo del año anterior alcanzando los 3 mil 207 millones de pesos.

Y para el segundo trimestre, se espera que Rassini sea una de las empresas mexicanas que reporten un mayor crecimiento que su flujo operativo junto con Volaris, Alsea, Fibra Hotel y Fibra Inn.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS