Plantean ampliar paro en proyecto Tía María

Southern busca aclarar las dudas sobre explotación de cobre en Islay
03/06/2015
04:20
-A +A

Lima.—El presidente ejecutivo de Southern Copper, Oscar González Rocha, declaró hoy que podrían ampliar la pausa de 60 días dictada para el desarrollo del proyecto Tía María, con el objetivo de que la población aclare sus dudas sobre la explotación de cobre prevista en la provincia peruana de Islay.

El rechazo de organizaciones sociales al proyecto Tía María generó un paro de más de 60 días en Islay y violentos disturbios que dejaron cuatro muertos y alrededor de 200 heridos, lo que forzó al gobierno a decretar en mayo el estado de emergencia en esa provincia de la región Arequipa.

En declaraciones a RPP Noticias, González Rocha respondió que “si fuera necesario, lo haríamos”, al ser consultado sobre si la pausa sería suficiente para informar a la población del proyecto y si es posible una extensión de ese plazo, que concluye en julio próximo.

El directivo de Southern, una filial de Grupo México, informó que la empresa está por empezar un plan de comunicaciones en la provincia Islay y las zonas que están cercanas a Tía María, “para que las personas conozcan más el proyecto, se pueda realizar esta mesa de diálogo y así tener una comunicación directa y aclarar todas las dudas que se tengan”.

Tía María producirá 120 mil toneladas anuales de cátodos de cobre, los cuales se obtendrán mediante el proceso de lixiviación y empleará agua de mar desalinizada.

González recordó haber hablado del proyecto con la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, a quien “le hice saber que la empresa no estaba retirándose de Arequipa, ni estaba dejando suspendido el proyecto Tía María”, tal como afirmó un ex ejecutivo de la empresa en marzo pasado ante el fracaso de las mesas de diálogo con la población.

El representante de la minera informó hoy haber ofrecido “un fondo de 10 millones de soles —unos tres millones de dólares—, a través de una caja municipal, para apoyar a los agricultores para que resuelvan el problema de sus créditos y reactiven su actividad agrícola”.

Igualmente, González agregó que su empresa ha pagado a los maestros en Islay para que dicten clases adicionales a los escolares de esa provincia, que resultaron afectados por el paro indefinido justo en el inicio del año escolar en esa región.

El presidente ejecutivo lamentó que personas pagadas y ajenas a la zona hayan hecho que “el último paro sea uno más político y no contra la contaminación”.

González indicó que han propuesto a las autoridades locales un monitoreo en el que la población participe durante la construcción y operación del proyecto minero.

Las protestas contra Tía María empezaron en 2011, cuando el Estudio de Impacto Ambiental recibió 138 observaciones y se desataron violentas protestas que se saldaron entonces con tres muertos.

La compañía trabajó posteriormente en resolver dichas observaciones y el año pasado recibió el visto bueno del gobierno para seguir adelante con el proyecto minero.

La empresa Southern Copper estima que la inversión total para el desarrollo de este proyecto ascenderá a mil 400 millones de dólares. EFE

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS