Goodyear regresa a México por alta demanda en América

Planta de SLP, clave para surtir demanda del próximo lustro, asegura directivo
Anuncio por parte de directivos de Goodyear, el presidente Peña Nieto, y funcionarios de México y EU, en abril pasado (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
22/05/2015
05:43
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

El repunte de la venta de vehículos en Estados Unidos y México, así como un importante incremento en la producción automotriz fueron los principales motivos para que Goodyear decidiera instalar una planta en San Luis Potosí, pues se espera una demanda de 70 millones de llantas en el continente americano en los próximos cinco años.

Esta nueva fábrica marca el regreso de Goodyear a México luego de que la empresa dejara de elaborar neumáticos en Lechería, Estado de México en 2001, donde operó durante 58 años.

La inversión para el nuevo centro de manufactura en San Luis Potosí es de 550 millones de dólares y la previsión es iniciar la producción en 2017.

El presidente y director general de Goodyear México, Martín Rosales, detalló en entrevista con EL UNIVERSAL que la nueva planta le surtirá neumáticos premium a Audi, BMW, KIA y a los vehículos que se fabricarán las nuevas plataformas de Volkswagen y Ford.

La fábrica podrá elaborar 6 millones de neumáticos, equivalentes a 30% de la producción en el país en 2014.

Y buena parte de las llantas se destinará al mercado mexicano. El año pasado, Goodyear incrementó 70% sus ventas en el país alcanzando 50% de participación en el segmento medio.

“Determinar cuánto del volumen se destinará a las armadoras y cuánto al mercado de repuesto es difícil en este momento, pero tan sólo para reemplazo se vendieron entre 18 y 19 millones de neumáticos el año pasado y se estima que la demanda crecerá entre 4% y 4.5% cada año”, dijo Rosales.

Los neumáticos que se fabricarán en México tienen lo último en tecnología para ahorrar combustible y también permitirán disminuir el ruido.

El directivo comentó que el proyecto para instalar una fábrica en el país tomó solo 10 meses, ya que la evaluación de la demanda de neumáticos ante un inminente alza en la producción automotriz en el país, la cual pasará de 3 a 5 millones de autos en cinco años, justificaba la inversión.

Goodyear tendrá cuatro o cinco líneas de producción versátil en San Luis Potosí donde creará varios modelos para rines del número 17 en adelante.

“En 2007 teníamos solo 20 medidas de llantas, ahora tenemos más de 400 medidas para vehículos que se fabrican en el país más los que se importan”, indicó Rosales.

Por cada número de rin hay entre ocho y diez medidas, por lo que Goodyear requiere un sistema flexible para fabricar varios modelos de llanta en una misma línea de producción.

La ubicación de San Luis Potosí fue un factor determinante para instalar la nueva fábrica ya que permite a la compañía traer insumos de Asia, Europa y Sudamérica y exportar neumáticos hacia esas regiones, pero principalmente a Norteamérica y Sudamérica.

La inversión en el país se da dentro de un plan de expansión de la empresa donde destinará entre 1.2 y 1.3 mil millones de dólares entre 2015 y 2016, en fábricas ya existentes.

En México, además de la planta, la empresa planea remodelar sus 300 centros de distribución en tres años.

“Queremos triplicar nuestra participación en el mercado mexicano. Ya tenemos la mitad del mercado en el segmento medio y queremos estar entre los primeros tres fabricantes para el segmento de lujo y no podemos hacerlo más que de la mano de los consumidores”, destacó Rosales.

La fábrica en San Luis Potosí generarán mil empleos directos y 5 mil indirectos en proveeduría.

Mantente al día con el boletín de El Universal