Se encuentra usted aquí

Gaseros buscarán importar desde EU

Será más barato adquirirlo ahí, anticipa la Adigas. Les ofrecen además crédito para infraestructura
Datos oficiales de Estados Unidos revelan que el precio del gas LP en México es 3.5 veces más caro (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/05/2015
05:19
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

Alrededor de 60 empresas distribuidoras de gas licuado de petróleo (LP), agrupadas en la Asociación de Distribuidores de Gas LP del Interior (Adigas) realizan negociaciones con proveedores diferentes a Pemex, sobre todo estadounidenses, para importar el combustible de ese mercado y cubrir la demanda de clientes en el norte.

Víctor Figueroa, presidente del organismo, aseguró que a partir del primero minuto del 1 de enero del próximo año las importaciones de gas LP quedarán liberalizadas y por ello se preparan para competir con las nuevas reglas de la reforma energética, razón por la cual buscarán traer el producto a precios más bajos y distribuirlo en las entidades del norte: California, Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Durango y Tamaulipas

Y es que es en esas “regiones que pensamos que están destinadas a ser abastecidas con gas de importación, porque la infraestructura de Pemex en gas LP no llega hasta arriba, lo que abre una oportunidad de abastecer esas áreas con mejores precios”, explicó.

Datos de la US Energy Information Administration, organismo del Departamento de Energía de Estados Unidos revelan que actualmente el precio del gas LP en México es 3.5 veces más caro que en ese mercado.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Figueroa aseguró que los agrupadas en Adigas cubren 14% de la demanda del mercado nacional, sobre todo en el norte y que las empresas estadounidenses les ofrecen producto a mejor precio, tecnología de punta para distribución y crédito para infraestructura.

“En reuniones con proveedores estadounidenses nos han hecho saber que tienen exceso de producción”.

Tentativamente y mediante contratos de suministro, por cinco años como mínimo, las proveedoras les ofrecen la construcción de dos terminales de almacenamiento con un costo de 70 millones de dólares.

Revelaron que Petróleos Mexicanos podría dejar de suministrar gas LP a la zona norte del país porque le resulta costoso y carece de infraestructura, por lo que las pequeñas y medianas empresas distribuidoras decidieron crear una sociedad anónima promotora de la inversión (SAPI) en donde van a estar todos para tener una mejor posición de negociación ante Pemex y los nuevos proveedores en Estados Unidos.

Lo ideal sería complementar estas dos fuentes de suministro, aprovechando la infraestructura de Pemex y la tecnología, la logística y el financiamiento que ofrecen los proveedores extranjeros, añadió.

Incluso comentó que la petrolera se ha ofrecido a salir a los mercados externos a seguir trayendo el gas que comercializan las distribuidoras.

Hasta hora, dijo, Pemex es el único que formalmente puede importar gas LP y aunque las empresas privadas han construido una red de almacenamiento grande en la frontera y la costas, esas la importaciones se hacen por cuenta y nombre de Pemex.

Ahora, a partir del 1 de enero de 2016, ya no va a ser necesario que Pemex firme esa orden o contrato y las importaciones se realizarán de manera directa.

El presidente de Adigas consideró que la producción nacional de gas LP no satisface 100% de la demanda, de ahí que entre 30-32% del consumo nacional se importa, ya sea por la frontera norte o por vía marítima, porque no necesariamente el combustible llega de EU.

Frente a esta nueva realidad, legal, añadió, necesitamos tener la seguridad de que tendremos el abasto y es nuestra obligación buscar las alternativas para cubrir la demanda a precios competitivos.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS