A ti te toca preguntar. Demuestra que la posición te importa

Las entrevistas de trabajo son una avenida en ambos sentidos. Te toca ser interrogado, pero a ti también te corresponde preguntar. Hazlo bien
ILUSTRACIÓN: DANIEL RAZO. EL UNIVERSAL
09/08/2017
01:49
Mariana F. Maldonado
-A +A

En una entrevista de trabajo lloverán las preguntas que tendrás que responder de la mejor manera si quieres quedarte con la posición. El reclutador traerá una batería de preguntas que buscará agotar con su candidato hasta que no le quede ninguna duda de que es (o no) el profesional idóneo para el puesto que está buscando cubrir.

Sin embargo, no sólo se trata de ser interrogado, sino que tú, como candidato, también deberás hacerle preguntas a tu reclutador ya que esto no sólo te hará ver como un profesional interesado en el puesto de trabajo que se ofrece, sino que te ayudará a resolver las dudas que se te vayan presentando en el camino, además, te permitirá tomar la decisión final sobre si tomar o no esta oportunidad.

“Después de todo, las entrevistas son una calle que circula en dos sentidos. El equipo de contratación decide si tú eres lo que quieren como empleado y tú decides si la compañía y su cultura es en lo que tú quieres invertir tu tiempo y energía en el futuro”, explica una guía de Monster al respecto.

De hecho, una forma de involucrarse en una entrevista laboral es precisamente a través de las preguntas que tú puedas hacerle al reclutador. “Un candidato que cuestiona da una excelente impresión al reclutador porque profundiza y aclara dudas que le generan incertidumbre. Muestra interés y entusiasmo por la posición y la empresa”, señala Claire Chopin, gerente ejecutiva en Page Interim.

No va por ahí

¿Cuál es la primera pregunta que estás pensando en hacer? Si está relacionada con el salario, es importante hacer una pausa para decir que ésta no debe ser un cuestionamiento que deba estar presente al menos durante la primera charla. Seguramente este tema es uno de los principales que quieres saber, y es por supuesto lógico, después de lo bajo que son los salarios en este país.

De hecho, tanto en México como en China, la cuestión salarial es esencial a la hora de calificar una oportunidad laboral. Una encuesta de ManpowerGroup encontró que para los trabajadores mexicanos ganar lo que ellos consideran justo es la prioridad número uno a la hora de evaluar un empleo.

Sin embargo, es mejor guardar este tema para más adelante. “Muchos candidatos toman el camino equivocado y hacen preguntas inapropiadas en su primera entrevista. Aunque sea tentador preguntar sobre beneficios y salario de inicio, esto sólo debe ser discutido después de que te ofrecieron la posición”, explica el sitio Undercover Recruiter, en un texto al respecto.

Pero en el caso de que este tema fuera esencial y necesites saberlo de inicio, la recomendación es que tu pregunta se base en aproximaciones. Es decir, que no hagas preguntas sobre cantidades en específico sino por rangos de salario, de esta manera te darás una idea y no darás una mala impresión. “No consideramos que sea un tabú, pero se tiene que preguntar de manera muy sutil. Sin embargo, no consideramos que sea la pregunta más fuerte para hacer en la primera entrevista”, señala Claire.

Más allá del salario, ¿qué es lo que un candidato debe preguntar? Primero, es necesario pedir más detalles sobre el cargo que se va a desempeñar y sobre el área en la que se encuentra inscrito este cargo. Es importante preguntar cuáles son las responsabilidades, cuáles han sido los principales logros del área en el último año, cuál es el perfil de sus integrantes y cuáles son las actividades cotidianas del puesto.

“Es necesario entrar muy a detalle a las funciones del puesto y preguntar sobre quién será el jefe directo así como de dónde viene para conocer más información sobre con quién se va a trabajar”, asegura la especialista.

Esto demuestra no sólo mucho interés sino que el candidato conoce de funciones y posiciones dentro del área laboral.

Aquí puedes aprovechar para preguntar algo muy específico sobre la organización, ya que esto demostrará que investigaste sobre el lugar en donde posiblemente vas a trabajar antes de asistir a la entrevista. Algo así como que leíste que recientemente la empresa acaba de invertir en cierto rubro y entonces, preguntas qué tal le está yendo con ese nuevo reto, según Monster.

En este sentido, es importante preguntar cómo se encuentra la compañía a nivel financiero y cuáles son sus planes a futuro, ya sea a corto, mediano y largo plazo, ya que esto va a permitir saber tanto qué oportunidades habrá de crecer como también conocer sobre la misma cultura organizacional de la empresa.

Saber cómo te van a evaluar

¿Cómo se mide el desempeño y con qué frecuencia se analiza? Ésta es otra pregunta que te va a permitir anticiparte a que cuando ya estés en el puesto vayas a tener alguna sorpresa desagradable. Esto te permite analizar si la manera en la que evalúan el desempeño y la frecuencia con que lo hacen va con tu forma de trabajar y desempeñarte.

“Muy pocos empleados entran en detalle durante una entrevista laboral. Es muy entendible que no te vayan a dar el plan detallado de KPIs en la entrevista, pero esta pregunta demuestra mucho interés, que el candidato se quiere preparar y que quiere tener todo a la mano para arrancar”, explica Claire. Preguntar esto demostrará tu madurez y profesionalismo.

Conocer el plan de carrera que la empresa tiene para ti es esencial para que puedas tomar una decisión sabia de si tomar o no esta posición. Hay organizaciones que tienen muy claro el camino que quieren que tomen todos sus colaboradores, pero hay otras que ni siquiera lo han pensado y que ocupar una posición no implica que vas a poder ascender pronto, o quizá nunca. Pero éste es un aspecto del cual te tienes que enterar antes de que tomes la decisión.

“Hay empresas que son más lentas, otras más dinámicas, entonces platicar sobre cuál es el plan de crecimiento de manera general es muy importante. En este sentido, es necesario preguntar si hay rotación y cuánto tiempo se queda la gente en el mismo puesto, ya que esto demuestra que tienes una visión de largo plazo”, explica la especialista de Page Interim.

En este sentido, es necesario que tengas claro en cuánto tiempo y qué necesitas hacer para poder escalar el peldaño siguiente. Si no existe este peldaño, también necesitas saberlo.

La capacitación es una parte esencial en la vida laboral de un profesional, así que este aspecto también deberás explorarlo durante la entrevista de trabajo. Por desgracia, la inversión en capacitación y desarrollo de nuevas habilidades no es una constante en las empresas, según coinciden tanto empleados como empleadores en una encuesta realizada por Kelly Services.

Aunque la percepción de la necesidad de proporcionar al empleado aprendizaje y desarrollo está creciendo entre los empleadores, todavía la inversión se está quedando corta. Ya sea que en la empresa para la que estás postulando ofrezcan o no capacitación, tienes que saberlo antes de tomar la decisión.

“Demuestra mucha madurez que preguntes sobre este tema porque hará la diferencia entre ser alguien que sólo trabaja en el día a día o alguien que busca la excelencia y desarrollarse como profesional”, explica la experta.

Hay varias preguntas que puedes realizarle al reclutador con base en su experiencia, por ejemplo, cuál es su parte favorita de trabajar ahí —lo cual te dará una pista de cuáles son las compensaciones más valiosas para los empleados—, recomienda Monster. Por su parte, Undercover Recruiter recomienda preguntarle por qué escogió esta compañía para trabajar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS