Moody’s mantiene perspectiva negativa en sistema bancario de México

La calificadora dijo que este sector tiene mayores riesgos ante el incremento de las tasas de interés, alza en la inflación y bajo crecimiento económico
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
02/05/2017
15:51
Antonio Hernández
-A +A

La calificadora Moody’s informó que mantiene su perspectiva negativa sobre el sistema bancario mexicano, el cual tiene mayores riesgos de deterioro de sus activos ante el incremento en las tasas de interés, alza en la inflación y menor crecimiento económico.

Según la calificadora, estos aspectos continuarán pesando sobre el ingreso disponible y la capacidad de pago de los deudores.

“La perspectiva sobre el sistema también refleja la perspectiva negativa de las calificaciones de los mayores bancos del país y está en línea con la perspectiva negativa de la calificación de bonos del gobierno de A3, la cual fue afirmada el 27 de abril de 2017”, recordó la agencia.

Moody’s estima que la economía mexicana crezca 1.4% en 2017, muy por debajo del modesto 2.3% registrado en 2016, debido al retraso en decisiones de inversión que provoca la incertidumbre en torno a las políticas comerciales, de migración, y fiscales de Estados Unidos.

“Aunque es probable que la renegociación del TLCAN generará solamente cambios moderados al tratado, no se puede descartar que EU adopte medidas más amplias que distorsionen el comercio bilateral, o incluso su salida del TLCAN, lo cual tendría implicaciones negativas adicionales sobre el desempeño macroeconómico de México”, dijo la firma.

La calificadora añadió que aunque la mayoría de los bancos mexicanos tienen limitadas exposiciones directas a compañías que exportan a Estados Unidos, incluyendo los sectores automotriz, manufacturero y agrícola, los riesgos de activos para los bancos se incrementarán dados los efectos negativos de potenciales cambios en las políticas de EU sobre la economía mexicana en general, además de la tendencia alcista de la tasa de referencia del Banco de México.

“Incrementos adicionales en la tasa de interés objetivo de México, la cual ya registró un incremento fuerte de 275 puntos base en los últimos doce meses a 6.5%, también generarán presión en los deudores, especialmente clientes que tienen créditos comerciales a tasa variable y personas físicas con créditos al consumo”, dijo Moody´s.

A la par, destacó que los incrementos salariales no mantendrán el ritmo de incremento de la inflación, especialmente en el caso de consumidores de bajos ingresos, lo cual afectará negativamente la calidad crediticia de la cartera de crédito minorista.

“No obstante, los bancos mexicanos no han modificado sus objetivos de crecimiento de cartera para este año, los cuales se muestran optimistas en el contexto de un menor crecimiento económico, poniendo presión adicional sobre el riesgo de activos”, explicó.

Moody’s destacó que se espera que la cartera vencida de los bancos, que actualmente se encuentra en niveles históricamente bajos, se incremente ligeramente a alrededor de 2.7% de los créditos brutos para el cierre de 2017, desde un 2.2% al cierre de 2016.

“Cualquier depreciación adicional del peso también aumentará la presión en el desempeño de créditos en moneda extranjera, los cuales representan alrededor del 15% del total de créditos, aunque según registros, la mayoría de éstos se otorgaron a compañías con ingresos en moneda extranjera, lo cual les genera una cobertura natural”, explicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS