Por unanimidad, Banxico sube tasa de referencia a 6.50%

El apretón monetario busca aminorar impacto en inflación por gasolina cara y depreciación
31/03/2017
01:26
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

De manera unánime, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió apretar un poco más la política monetaria, lo que se verá reflejado en mayor costo del dinero.

Lo anterior debido a que la inflación seguirá afectada a lo largo del año por la liberalización de los precios de las gasolinas y el impacto del tipo de cambio en algunas mercancías y servicios.

La intención es evitar que otros productos suban de precio y lesionen el bolsillo de los mexicanos.

Por esa razón, los cinco integrantes del órgano colegiado estuvieron de acuerdo en subir en 25 puntos base la tasa de referencia, al pasar de 6.25% a 6.50%, tal y como lo anticiparon analistas y el mercado.

 

Es la segunda vez en el año que incrementa la tasa objetivo, pero ya no con la misma dosis con la que venía apretando la política monetaria con medio punto en cuatro ocasiones consecutivas desde el pasado 29 de septiembre de 2016.

“Con el objeto de evitar contagios al proceso de formación de precios en la economía, anclar las expectativas de inflación y reforzar la contribución de la política monetaria al proceso de convergencia de la inflación a su meta, y tomando en cuenta el incremento de 25 puntos base en el rango objetivo para la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, la Junta de Gobierno ha decidido por unanimidad incrementar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base, para ubicarla en 6.50%”, dijo.

Advirtió que la Junta de Gobierno seguirá de cerca la evolución de todos los determinantes.

Estableció que pese a la significativa apreciación del peso frente al dólar desde la última decisión de política monetaria, prevalece la incertidumbre en el entorno externo.

Al dar a conocer el anuncio de política monetaria expuso que se prevé que durante el año la inflación general continúe viéndose afectada temporalmente tanto por los cambios en precios relativos de las mercancías respecto a los correspondientes a los servicios, derivados de la depreciación acumulada del tipo de cambio real, como por el impacto transitorio de la liberalización de los precios de las gasolinas.

“Se espera que durante 2017 la inflación se ubique por encima de la cota superior del intervalo de variación del Banco de México, si bien se anticipa que en los últimos meses de este año retome una tendencia convergente hacia la meta y se sitúe cerca de 3% al cierre de 2018, a medida que se vayan desvaneciendo los efectos de los choques mencionados”, apuntó.

Vienen más apretones. El equipo de análisis de Banorte-Ixe anticipó que el banco central seguirá subiendo la tasa de referencia con un menor grado de rigor.

“Ahora consideramos que el banco central incrementará la tasa de referencia en 50 [puntos base] en lo que resta del año [anterior: 75 puntos base], aunque no descartamos incrementos adicionales de deteriorarse el panorama respecto al entorno tanto externo como interno”, estimó.

Se espera que para las reuniones de septiembre y diciembre, las siguientes alzas serán de 25 puntos base, para seguir a la par del Sistema de la Reserva Federal en Estados Unidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS