Entérate. ¿Qué es el remanente y a quién le beneficia?

El Banco de México, igual que otras instituciones financieras obtienen ganancias o pérdidas por sus operaciones. El remanente servirá en mayor parte para reducir la deuda pública en este año
30/03/2017
13:42
Redacción
Ciudad de México
-A +A

El Banco de México (Banxico) entregó al gobierno federal un monto histórico de 321 mil 653 millones de pesos como parte del remanente de operación que obtuvo en 2016 por un total de 535 mil 311 millones de pesos.

Pero, ¿qué es el remanente? El Banco de México, igual que otras instituciones financieras obtienen ganancias o pérdidas por sus operaciones. En este caso el remanente es la ganancia.

Sin embargo se le llama formalmente remanente y no ganancia ya que el objetivo del Banxico no es obtener utilidades, sino procurar la estabilidad de precios y garantizar la liquidez y está obligado a entregar al gobierno Federal el importe de su remanente de operación, si es que lo hay.

El remanente de operación del Banco de México es resultado principalmente de incrementos de capital en sus reservas internacionales, que suman más de 175 mil millones de dólares, cuando hay movimientos del tipo de cambio, y después de cubrir gastos y reservas de ley.

¿Por qué se obtuvo un monto histórico?
Gracias a la depreciación del tipo de cambio, durante 2016 el Banxico reportó una utilidad de operación de 535 mil 311 millones de pesos, cantidad que le alcanzó para incrementar en una buena cantidad sus reservas de capital, para revaluar sus activos y  entregarle al gobierno federal un histórico remanente.

Al igual que las remesas familiares, los activos en manos del banco central como las reservas internacionales que están denominados en dólares, se vieron favorecidos con el mayor valor de la divisa estadounidense frente al peso mexicano.

En 2016, la depreciación de la moneda mexicana respecto al billete verde fue de casi 20%, la más alta desde 2008, debido a la incertidumbre por la desaceleración de la economía china, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el alza de tasas en Estados Unidos y las elecciones presidenciales con el triunfo de Donald Trump.

Esto fue lo que generó que Banxico registrara en sus estados financieros un resultado positivo de 535 mil 311 millones de pesos en el ejercicio 2016, y que estuviera en condiciones de compartir con el gobierno un remanente de 321 mil 653 millones.

¿A quién beneficia?
No tendrá un beneficio directo al bolsillo de los ciudadanos, pero sí en las finanzas públicas.

El remanente permitirá cumplir metas fiscales y fortalecer el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestales y tener una especie de “guardadito”.  

Servirá en mayor parte para reducir la deuda pública en este año, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El titular de la SHCP, José Antonio Meade dijo que estos recursos extraordinarios se gastarán conforme lo indica la ley.

Recordó que en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), viene establecido el destino de dichos recursos, por lo que el gobierno federal los utilizará al menos el 60% a la amortización de la deuda pública contratada en ejercicios fiscales anteriores o a la reducción del monto de financiamiento necesario para cubrir el déficit presupuestario, o bien, una combinación de ambos conceptos.

Reconoció que “es una buena noticia” porque permitirá que en 2017 las finanzas públicas “se vean notablemente fortalecidas” y México podrá cumplir “con creces” el programa de consolidación fiscal.

Analistas reconocieron que sin duda el remanente será un salvavidas para la Secretaría de Hacienda. 

tcm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS