Amplían oferta para licitaciones petroleras

Sube 2% área a concurso, de 235 mil a 239 mil km cuadrados; inversionistas podrán pujar por casi 4 mil millones de barriles
El secretario Pedro Joaquín Coldwell anunció 3 licitaciones: la 2.4 de aguas profundas y terrestres no convencionales; la 3.1 para aguas someras y aguas terrestres convencionales, y la 3.2 para aguas profundas y áreas terrestres no convencionales (GERMÁN)
03/03/2017
01:27
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

La Secretaria de Energía (Sener) decidió ampliar tanto la superficie como los recursos prospectivos de los bloques petroleros que habrán de licitarse entre inversionistas privados en lo que resta de la presente administración.

Al presentar el “Plan Quinquenal de Licitaciones de Exploración y Extracción de Hidrocarburos: Nueva Estrategia”, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, anunció cinco decisiones de política energética entre las que destaca el aumento de 2% en la superficie que habrá de licitarse, que pasará de 235 mil a 239 mil kilómetros cuadrados, y el aumento de 10% de los recursos prospectivos que se abren a la inversión privada, que pasa de 38 mil 844 millones a 42 mil 681 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Es decir, tanto los inversionistas privados como las empresas productivas del Estado podrán pujar por casi 4 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente más a la meta establecida todavía el año pasado.

El funcionario comentó que otra decisión es que, a partir de hoy, se abrirán todas las áreas para que las empresas privadas puedan elegir las mejores, para que al final la Sener decida los campos a incluir en las próximas licitaciones y las inversiones que se requieran. En el Plan Quinquenal pasado contenía para su licitación 96 áreas de exploración y 237 campos de extracción, para un total de 333 áreas susceptibles de licitarse. La revisión del plan y la nueva información geológica de que dispone el país permiten aumentar a 579 áreas contractuales a licitar en este nuevo plan. Además, se estandarizarán las áreas a licitar para facilitar la planeación y administración de las mismas: en aguas profundas serán de mil kilómetros cuadrados; en aguas someras de 400 kilómetros cuadrados; en terrestres no convencionales de 300 kilómetros cuadrados, y en terrestres convencionales 200 kilómetros cuadrados. Sin embargo, en este nuevo plan el gobierno no se comprometió con metas de producción.

Todavía hasta febrero de 2017, según el Programa Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2015-2019, la dependencia encargada de la política energética de México en sus pronósticos de producción estimaba que “a través de las rondas de licitaciones se busca aumentar la producción de petróleo en 500 mil barriles para 2018 y en un millón para 2025”.

En el nuevo documento sólo se señala: “En México, durante 2015, la producción anual se ubicó en mil 193 MMbpce y la tasa de restitución de reservas totales por nuevos descubrimientos descendió a 55%”.

Para incrementar esta tasa, el Plan Quinquenal propone un portafolio diversificado de proyectos.

En particular, enfatiza la actividad exploratoria en áreas en las que no se han logrado reclasificar los recursos prospectivos en reservas. Coldwell señaló que los cambios anunciados ayudarán a mejorar el diseño de las licitaciones, lo cual propiciará un incremento en las inversiones.

Como parte de toda esta estrategia, detallo las cinco decisiones de política energética: la nueva estrategia del plan quinquenal de exploración y extracción de hidrocarburos; cambios introducidos al sistema de nominaciones; las futuras licitaciones que habrán de llevarse a cabo en lo que resta de esta administración; la estandarización de criterios de precalificación por parte de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la guía de unificación de campos y áreas asignadas.

El titular de la Sener adelantó que lanzarán tres nuevas licitaciones: la 2.4 de aguas profundas y terrestres no convencionales; la 3.1 para aguas someras y aguas terrestres convencionales, y la 3.2 para aguas profundas y áreas terrestres no convencionales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS