Firmas españolas, tras APP de México

Destinará 22 mmdp gobierno de Peña Nieto a 12 proyectos para crear infraestructura
Con los proyectos de Asociaciones Público Privadas se esperan construir carreteras y hospitales en los próximos años (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
24/03/2017
01:13
África Semprún
-A +A

El gobierno de Enrique Peña Nieto va a destinar 22 mil millones de pesos para 12 proyectos de Asociación Público-Privadas (APP) para la construcción de carreteras y hospitales en los próximos años.

México ha optado por esta modalidad de financiación para paliar los efectos de los recortes presupuestarios ante el descenso de los ingresos petroleros. No en vano, en los últimos años, el Ejecutivo azteca ha cancelado una gran parte de la inversión en infraestructuras por la falta de fondos, como el tren rápido entre México y Querétaro.

“Las grandes constructoras españolas negocian con el gobierno de México alianzas público privadas para desarrollar infraestructuras en el país ante el desplome de los ingresos”, explican fuentes diplomáticas, tras la reunión celebrada entre Alfonso Dastis, ministro de Exteriores y una quincena de empresas españolas con presencia ahí, entre las que se encuentran FCC, Sacyr o Acciona.

El plan de entrar en las APP muestra el fuerte interés de nuestras constructoras en México, donde han ganado proyectos emblemáticos como la terminal del nuevo aeropuerto.

“Del desayuno con las empresas me llevo que México es un país de oportunidades que van a seguir vivas y, aunque habrá que adaptarse a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte [TLCAN], existe el convencimiento generalizado de que dada la elevada intrincación de las economías, esa negociación ha de tener un resultado positivo para las tres partes [EU, Canadá y México]”, aseguró Dastis.

Pese al optimismo y los planes de inversión (Riu abrirá cuatro hoteles en el país azteca en tres años), las multinacionales españolas mostraron algunas preocupaciones sobre la marcha del país. Por ejemplo, trasladaron al ministro que su principal preocupación es la falta de seguridad, tanto física, por la elevada violencia, como jurídica, por los posibles cambios de gobierno de cara a las próximas elecciones. En cuanto a la renegociación del TLCAN, algunas empresas están más preocupadas que otras por sus efectos.

“La mayor parte de la inversión española está orientada al mercado mexicano y tampoco van a tener un impacto de primera mano por los cambios que pueda haber en EU. Es verdad que hay unas inversiones importantes en el sector de la automoción, donde sí que puede haber un impacto mayor, pero son optimistas”, explicó Dastis. Este es el caso de Gestam, que también acudió a la reunión con Dastis, que exportan sus piezas a EU desde las seis plantas que tiene de México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS