Observatorio pide replantear reforma hacendaria del país

Principal cambio debe venir por el lado del gasto público, dice México, ¿cómo vamos?
El observatorio plantea al gobierno crear escenarios para que reforma fiscal en EU no lo tome desprevenido como sucedió con el triunfo de Trump (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
01/03/2017
01:46
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

México no tendrá de dónde agarrarse si se cumplen las promesas fiscales en Estados Unidos de bajar la tasa de los impuestos, advirtió la presidenta del Observatorio México, ¿cómo vamos?, Valeria Moy.

Aseguró que a pesar de que aún no se cuenta con nada concreto sobre lo que vendrá en la reforma fiscal de la nueva administración en Estados Unidos, el gobierno debe hacer escenarios con las probabilidades de lo que puede suceder para que no nos tome desprevenidos como sucedió desde el pasado 8 de noviembre con el triunfo de Donald Trump.

“No podemos esperar a ver qué pasa”, alertó al señalar que se está echando toda la carne al asador por el tema del comercio y el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Opinó que todos deben trabajar en la respuesta para replantear una reforma fiscal, para reducir el impuesto sobre la renta (ISR) y que se hagan ajustes importantes al gasto.

“Creo que la reforma fiscal ahora debe hacerse por el lado del gasto público, es decir, un cambio estructural al gasto en serio”, consideró.

Dijo que no se ha dimensionado el impacto que tendrán los cambios en materia fiscal que se darán próximamente porque la nueva administración pretende gastar más con una política fiscal mucho más expansivo.

Lo más probable en el nuevo panorama es que si bien aún no se sabe quién ni cómo se propondrán las modificaciones, es que se reducirá la tasa del impuesto corporativo de 30% a 20%, y esa es la explicación del comportamiento que han tenido los mercados en Wall Street.

Pero con su nuevo plan expansivo para gastar más en infraestructura y bajar impuestos, quedará un hueco en sus finanzas públicas que a nosotros nos hará menos competitivos.

“Las empresas [en Estados Unidos] están encantadas con la reforma fiscal que viene y de ahí la reacción positiva de los mercados en Estados Unidos, pero reducir la tasa impositiva dejará un hueco importante más el gasto en infraestructura”, enfatizó la presidenta del observatorio.

Lo anterior aunado al Border Adjustment Tax (Bat), que será otro tema complicado para México porque tendrá un impacto negativo.

Estirar la liga. La presidenta del observatorio económico, advirtió que no sólo debemos dejarnos llevar por los discursos porque solamente son para endulzar los oídos; nos va “alcanzar la realidad”.

La verdad es que la deuda pública sigue creciendo y el gasto no se ha controlado, situación que no es sostenible, consideró Moy.

Así, en ese contexto, alertó que a ver qué se puede hacer para “estirar la liga” para obtener los recursos que permitan hacer frente a la reforma fiscal que bien de Estados Unidos.

En opinión de Moy que no es inútil hablar del tema, por el contrario si hacemos especulaciones sin análisis, corremos el riesgo de confiarnos en que no pasará nada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS