Análisis: arancel, riesgo de efecto "boomerang" para EU

Al reducir importaciones, se afectan las exportaciones estadounidenses: Oxford; restringir autos de México puede bajar demanda de maquinaria de EU, advierte
De acuerdo con el estudio, la Unión Americana será la primera en resentir las consecuencias de la imposición de aranceles a varios productos y afectaría a industrias de diversos países que venden insumos a empresas de EU (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
21/02/2017
01:36
Inder Bugarin / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Bruselas.— Los impactos de un eventual incremento de los aranceles estadounidenses a los productos procedentes de China y México se sentirán mucho más allá de los países directamente agredidos, incluyendo a Estados Unidos, advierte la firma de investigación Oxford Economics.

El análisis sostiene que los efectos negativos por el eventual levantamiento de cuotas arancelarias se extenderán mucho más allá de México y China, debido a que la cadena de suministro de los principales productos importados por Estados Unidos tiene fuertes vínculos con otros países.

Sin embargo, la Unión Americana será la primera en resentir las consecuencias de la imposición de un arancel de entre 35% y 45%, como prometió Donald Trump, presidente estadounidense. “El país más importante en el suministro de la producción mexicana y china es en realidad Estados Unidos. Esto ilustra la naturaleza bidireccional de las cadenas de suministro y sugiere que la protección comercial tiene el potencial de devolverse para lastimar a los productores estadounidenses”, señala el texto.

“Los intentos de reducir las importaciones tendrán repercusiones negativas inmediatas sobre los exportadores estadounidenses”.

Por ejemplo, estima que por cada dólar que pierdan los fabricantes de automóviles en México y China, la actividad industrial estadounidense registrará una caída equivalente a 50 centavos de dólar.

“Las importaciones mexicanas de maquinaria industrial y equipo eléctrico de Estados Unidos ascendieron a 60 mil millones de dólares en 2015, más de 10% de la producción total sectorial de EU.

“Por lo tanto, una política para restringir, por ejemplo, las importaciones de automóviles de México o electrodomésticos de China, inmediatamente reduciría la demanda de maquinaria y equipo de origen estadounidense producido para alimentar las fábricas”.

China concentró 21% de las importaciones de mercancías realizadas por Estados Unidos en 2016, por un total de 462 mil millones de dólares. México fue la segunda fuente, con 13.4%, es decir 294 mil millones de dólares.

El estudio elaborado por el economista Jeremy Leonard y titulado Estados Unidos: Los riesgos comerciales de Trump llegarán más allá de China y México sostiene que las importaciones directas estadounidenses se concentran en el equipo de transporte, computadores y electrónicos, y equipo eléctrico e industrial.

Japón, Alemania y Corea del Sur son los países más expuestos a eventuales ataques de Trump en contra del sector automotriz mexicano y chino, al concentrar más de 50% de los componentes no estadounidenses que conforman la cadena de suministro.

Australia sería uno de los más afectados ante medidas en contra del sector de los metales y los productos metálicos. Italia y Taiwán igualmente se encuentran entre los más vulnerables.

“A pesar de su abrumadora importancia para el comercio internacional estadounidense y las cadenas continentales de suministro, Canadá y México son sólo responsables de una mínima parte del impacto económico mundial en la producción estadounidense en los principales grupos industriales”, señala. “La disminución de la producción china y mexicana afectaría de manera negativa más a EU que otro país. El proteccionismo comercial tiene el potencial de tener un efecto rebote en los productores estadounidenses”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS