6.6 millones de mexicanos viven con Afore en EU

Se prevé esquema para facilitar envíos y reducir el posible impuesto a recursos
La propuesta de aplicar un impuesto de 2% a las remesas de los mexicanos es vista como una forma de financiar el muro fronterizo. (LENIN NOLLY. EFE)
13/02/2017
01:38
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

Al menos 6.6 millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos tienen una cuenta de Afore, con lo que existe el potencial para que utilicen este medio para el envío de remesas a sus familiares y tengan un instrumento de ahorro, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Se prevé que en lo próximos meses, autoridades y administradoras de Afore informen el esquema con el cual se facilitará el envío de remesas a México a través de estas cuentas de ahorro, como estrategia para reducir el impacto que pueda tener cualquier impuesto que el gobierno de Donald Trump aplique a estos recursos.

“La idea es aprovechar el vehículo que existe que son las remesas tradicionales, donde las personas saben donde cobran ese dinero en México y que el trabajador mexicano en EU defina qué porcentaje de esa remesa la quiere ahorrar antes de que su familiar se la gaste. El objetivo de esto es que al momento de enviar la remesa un porcentaje definido se almacene en su cuenta individual o la de su familiar”, comentó la Consar.

Hasta el momento, sólo se ha presentado la iniciativa por parte del congresista republicano Mike Rogers, quien busca aplicar un impuesto de 2% a los envíos de remesas de Estados Unidos a México como una estrategia para financiar el muro que pretende construir el país vecino.

Desde inicios de año, el gobierno mexicano ha comenzado a realizar pruebas para que, a partir de las empresas remesadoras que existen en EU, se pueda realizar la operación con la Afore y una parte del recurso enviado pueda ser cobrado por sus familiares y, si el trabajador lo decide, otro monto se quede en la Afore.

“Lo haremos de manera ordenada para entender el comportamiento de los mexicanos en EU que es muy específico en algunas regiones. Trabajaremos con el Banco Interamericano de Desarrollo para tener estudios que permitan tener una implementación real y que la gente lo pueda usar y pueda ahorrar”, explicó la Consar.

 

Encarecería envíos. De concretarse la propuesta de gravar con 2% el envío de remesas a México, el costo que van a pagar los connacionales se encarecerá hasta 50% si se considera la comisión que actualmente cobran algunas empresas remesadoras.

Según Western Union, un mexicano envía a su familia 250 dólares al mes en promedio y la comisión más cara que llegan a pagar por cada transferencia va de 8 a 10 dólares. El impuesto de 2% implicaría un costo adicional mínimo de 5 dólares.

Para BBVA Bancomer, un impuesto a las remesas tendría que aplicar a todos los países latinoamericanos y del Caribe, de lo contrario, el envío se puede hacer a través de un tercer país que no tenga la restricción y desde ahí canalizarse el envío a México.

De acuerdo con la firma, el impuesto provocaría una reducción de 540 millones de dólares anuales en envíos a México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS