Los cambios en Hacienda retrasan propuesta para regular las 'fintech'

Bankaool pide a las autoridades controles de seguridad y prevención de lavado de dinero
06/10/2016
01:40
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

Los cambios en la Secretaría de Hacienda retrasan la presentación por parte de las autoridades de la regulación para los servicios financieros digitales fintech.

“Una de las cosas que creemos y como parte de las reuniones que hemos tenido, el asunto se va a retrasar todavía un poco”, dijo Francisco Meré, director general de Bankaool.

Según el directivo, el ajuste en la dependencia ha provocado que se revise con mayor detenimiento la regulación que el gobierno mexicano pretende impulsar para las fintech, la cual se esperaba dentro del Paquete Económico 2017 entregado a la Cámara de Diputados en septiembre pasado.

“Hacer una regulación que trate de abarcar todos los aspectos de las empresas fintech lo hace muy complejo, por la diversidad de las actividades del sector, donde varias de ellas no se encuentran en la regulación que hay actualmente en el sector financiero tradicional. El caso más claro es el fondeo colectivo que está en la línea de hacer captación del público, lo cual está restringido los bancos y otras figuras como sociedades financieras populares”, explicó el directivo.

Para Bakaool, un banco que opera totalmente digitalizado sin sucursales, es necesario que la autoridad defina controles de seguridad para los usuarios y medidas de prevención de lavado de dinero en estas plataformas digitales.

“Lo más importante es resolver desde el punto de vista regulatorio algunos aspectos de la contratación de los productos, en el tema de prevención de lavado de dinero, porque la regulación actual no está adecuada a vivir en un mundo digital”, señaló.

 

Según Alan Elizondo, director general de asuntos financieros del Banco de México, la institución ha estado muy activo estudiando la regulación internacional en materia de fondeo colectivo, conocido como crowdfunding.

Esa regulación está implantada en alrededor de 30 países y existe un aprendizaje de cómo ha funcionado la regulación en otros países.

Lo que tenemos es una buena idea de las mejores prácticas en esta materia. Sabemos que hay una iniciativa que se ha trabajado con los distintos gremios interesados. En ese sentido tenemos de nuestro lado un buen bagaje de experiencias internacionales para verlo y contrastarlo”, dijo.

Según Elizondo, de los aspectos básicos que debe contar la legislación en materia fintech, destaca el registro total de las plataformas, con lo que la autoridad tenga la visibilidad de sus requisitos tecnológicos para que no pierdan su viabilidad en la operación.

A la par, la información que se le revela al cliente del sector fintech debe ser transparente, principalmente sobre la forma en que las plataformas detectan el riesgo y sobre los avisos de potenciales riesgos.

“Una adicional, es ver que dado que los bancos pueden ser accionistas en las plataformas que el universo fintech no sea una forma de darle la vuelta a la regulación de los bancos”, destacó.

 

 

 

Comentarios