Orden y liquidez son las prioridades: Hacienda

Desde el 9 de diciembre, la Comisión de Cambios ha subastado 5 mil 184 millones de dólares en apoyo a la moneda nacional
El titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda, Luis Madrazo Lajous, asegura que el mecanismo de estabilización del tipo de cambio funciona bien (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/07/2015
00:26
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

A las autoridades no les preocupa el nivel de depreciación del tipo de cambio, sino el buen funcionamiento del mercado local y no el de Chicago, y garantizar que haya suficiente liquidez y orden, como se ha comportado en los últimos días, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En entrevista con EL UNIVERSAL, el titular de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia, Luis Madrazo Lajous, afirmó que el mecanismo establecido por la Comisión de Cambios para lograr ese objetivo está funcionando, aunque informó que está en una permanente evaluación.

“En México tenemos un régimen de tipo de cambio flexible, en donde el tipo de cambio lo determina el mercado. A las autoridades lo que les preocupa es el buen funcionamiento del mercado; asegurarnos que haya suficiente liquidez y orden para que el nivel que determine el mercado sea el adecuado y refleje precisamente las condiciones de las distintas economías mundiales y los distintos fenómenos de liquidez que se aprecian en los mercados”, explicó Madrazo.

Sobre las críticas con relación a que se están quemando muchas reservas internacionales y no han logrado el resultado esperado, aseguró que “en la medida en que vemos que en el intradía, si comparamos los movimientos abruptos de más de 1.5% de este año con años anteriores, vemos que el mercado está operando con orden y liquidez; si esos son los dos factores que buscan las políticas te diría que sí podemos decir que los mercados están operando con orden y liquidez”, añadió.

Descartó una intervención directa en el mercado porque el tipo de cambio flexible ha servido para contener los choques externos y sigue siendo un pilar de la estabilidad.

Por lo tanto, no consideró necesario hacer modificaciones a las subastas de dólares.

De los contratos sobre el peso que se están operando en Chicago que prevén una paridad de 17 pesos, el funcionario afirmó que “lo importante es el mercado de tipo de cambio que se determina día a día” porque ese es el que realmente le importa al país y que debe funcionar de manera ordenada y ser determinado por las fuerzas del mercado.

El economista en jefe de la Secretaría de Hacienda estableció que si bien la depreciación del tipo de cambio tiene un impacto sobre el pago del servicio de la deuda se compensa en parte con la diferencia de los ingresos en dólares.

“Es importante recordar que el tipo de cambio afecta a las finanzas públicas de distintas maneras; sin duda que una depreciación del tipo de cambio incrementa los pagos que se hacen en moneda extranjera por los intereses, pero también incrementan los ingresos petroleros denominados en pesos”, explicó al considerar que se debe analizar en su conjunto el efecto cambiario.

De la deuda en dólares del sector privado, consideró que los corporativos deben hacer un análisis de su posición, pero las autoridades no ven una problemática importante.

“Los corporativos en México que tienen una liga importante de comercio con Estados Unidos en muchos casos tienen ingresos en dólares por sus exportaciones y eso es lo que sería la cobertura natural de las empresas que tengan deuda en dólares, y por otra parte acuden explícitmaente a los mercados de derivados para cubrir sus posiciones cambiarias cuando incurren en deuda en dólares”, afirmó.

Madrazo Lajous insistió en que lo que estamos viendo principalmente es una apreciación del dólar frente a casi todas las monedas, incluyendo las de sus socios comerciales más importantes como el euro, el yen japonés, el dólar canadiense y el peso mexicano.

Destacó que, dependiendo la fecha de corte para estas cuatro monedas, la depreciación en relación con el dólar ha sido muy pareja, ya lleva varios meses y tiene que ver con la expectativa de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, a lo que se suma la caída de los precios internacionales del petróleo.

“Vemos una depreciación del peso colombiano y el real brasileño, que es bastante mayor a la del peso mexicano, y habría que distinguir un factor adicional: que el dólar no se ha apreciado en términos importantes frente a la moneda china”, explicó.

Frente a Asia, el funcionario reconoció que nos estamos depreciando un poco, pero se debe básicamente a que la moneda china no se ha debilitado de manera significativa con respecto al billete verde y, por lo tanto, los países que están en la esfera de es nación se están depreciando.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS