De 912 mil mdp el gasto de pensiones para 2020

Advierte la Amafore que el costo generará una presión sobre las finanzas públicas
13/07/2015
01:06
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

Debido al elevado gasto en pensiones que realiza el gobierno y la transición demográfica que vive México, el gasto en pensiones pasará de 525 mil millones de pesos destinados en 2014 a un estimado de 912 mil millones de pesos en 2020, aseguró la Asociación Mexicana de Afores (Amafore).

A través de un estudio realizado por la Amafore sobre la presión que significa las pensiones sobre las finanzas públicas, se espera que el pago para el retiro de trabajadores en el  país tenga un fuerte aumento para el año  2030.

“El gasto en pensiones del Gobierno Federal se incrementará a un billón 821 mil millones de pesos en 2030. Esto implica que aún y si el PIB alcanzara un crecimiento promedio de 4% en lo que resta de esta década y uno de 4.5% anual en la siguiente década, el gasto en pensiones habría aumentado de 3.08% del PIB en 2014 a 5.43% en 2030”, explicó en el comunicado la  Amafore.

Para el organismo, el problema fiscal que representa el gasto en pensiones resulta algo elevado, ya que el crecimiento anual en pensiones es de 11.58% en los últimos cinco años, frente a 2% de recursos destinado en el tema educativo.

“Derivado de la acelerada transición demográfica por la que atraviesa México, para 2030 la población en edad de trabajar, entre 15 y 64 años pasará de 65.5% a 66.1%, como porcentaje de la población total, en tanto que la de 64 años alcanzará 10.2% en 2030, contra 6.8% actua”, precisó.

Además agregó que “los requerimientos fiscales para atender la situación de adultos mayores en pobreza continuarán creciendo, con lo que la vulnerabilidad fiscal seguirá en aumento”.

Ante esto, añadió el organismo, para mantener el gasto en pensiones de manera fija como porcentaje de los ingresos tributarios, estos últimos tendrían que aumentar en promedio a una tasa anual de 8.1%  durante  los próximos 20 años.

“El gasto en pensiones puede ser la principal fuente de vulnerabilidad de las finanzas públicas en un futuro relativamente cercano, por lo que la atención a este tema debiera ser prioritaria e impostergable en el diseño de políticas públicas”, manifestó el órgano nacional.

Por lo que en ese sentido, la Asociación Mexicana de Afores recordó que los regímenes de pensiones de los empleados del sector público, principalmente, de IMSS, la CFE, y  PEMEX, dan beneficios cinco veces superiores a lo que reciben los trabajadores involucrados al  sector privado y mientras no se reformen, se mantendrá una presión creciente sobre las finanzas públicas.

Cabe resaltar que ante esta situación, la Amafore destacó que la primera medida debiera consistir en elevar las aportaciones al Sistema de Ahorro para el Retiro y revisar la edad mínima de retiro, el esquema de Cuota Social, así como el ahorro voluntario.

“El ejercicio de Presupuesto Base Cero brinda la oportunidad para que las autoridades, las organizaciones obreras y patronales, los centros académicos reconsideren todas las acciones que contribuyen a mejorar las pensiones de los trabajadores y den viabilidad en el largo plazo a las finanzas públicas”, aseguró en parte del comunicado realizado por el organismo nacional.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS