Piden mantener programas con más peso presupuestal

Hoy Hacienda envía a Diputados la estructura de los proyectos del próximo año. Expertos sugieren que se eliminen o fusionen aquellos sin metas ni objetivos
30/06/2015
04:13
Leonor Flores
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Los programas presupuestales del gobierno federal presentan dispersión, baja rentabilidad y concentración de recursos. Los pocos que sobrevivan en la revisión que hoy se entrega a la Cámara de Diputados, serán los más robustos y sólidos respaldados por los recursos públicos y el resto será eliminado o fusionado.

De acuerdo con el Colectivo Por un Presupuesto Sostenible, de los 889 programas que operan actualmente con 4 mil 694 millones de pesos, en 21 se concentra 60% de los recursos totales, y en 868 el restante 40%.

De ahí que se necesita crear una metodología para distinguir los programas que tienen un verdadero peso presupuestal en función de su alineación a las metas y objetivos en términos de desempeño y no por la creación de clientelas con sus beneficiarios.

Lo anterior forma parte del proyecto de recomendaciones que hizo el colectivo que agrupa a varias organizaciones de la sociedad civil.

El Colectivo Por un Presupuesto Sostenible generó un diagnóstico y recomendaciones que le entregó al subsecretario de Egresos de la Hacienda, Fernando Galindo, y espera que se considere en la estructura de programas del Presupuesto Base Cero.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, confirmó que hoy se entrega la nueva estructura programática, es decir, el número de programas que quedaron tras la revisión.

De lo que se entrega hoy, explicó que será la estructura programática, es decir, el catálogo de programas presupuestales, las cuales son una “primera vista de lo que será la nueva estructura conforme lo que prevé la ley” y todos los números completos del presupuesto se entregará para el próximo 8 de septiembre junto con el Paquete Económico de 2016.

El investigador de la Fundación Ethos, Junior Alfredo Martínez, que forma parte del Colectivo por un Presupuesto Sustentable, dijo que se espera que sean eliminados los programas que presenten escaso desempeño.

“Esperamos que se cuente con una nueva estructura de programas más esbelta y que la reducción se haya hecho en función de la evaluación no satisfactoria de los programas sociales; vamos a estar monitoreando como se lleva a cabo la estrategia de presupuesto base cero”, destacó.

Sobre el número de programas que pueden quedar, dijo que es muy aventurado darlo, pero seguro serán los que están alineados con el Plan Nacional de Desarrollo y con una evaluación favorable.

Señaló que en los últimos 15 años aumentó el número de programas y actualmente hay evidencia de que muchos se duplican.

El senador del PRD, Armando Ríos Piter, dijo en entrevista que hay muchos programas que benefician a unos cuantos: Por eso se debe buscar calidad en el gasto público para que sea un verdadero instrumento que permita que el consumo y la inversión detonen el crecimiento.

“Se debe reivindicar cuáles son las prioridades, en dónde vale la pena invertir y dónde hay gasto superfluo que apoya a simples beneficios clientelares y políticos de grupos”, aseveró.

La propuesta. La propuesta del Colectivo plantea la necesidad de generar criterios que permitan “poner el foco” a aquellos programas que son prioritarios o guardan una naturaleza estratégica para el gobierno federal.

“La mejora de la estructura programática está lejos de ser solamente una distribución o clasificación programática. El programa presupuestario se parece más a un paquete de gasto o un cajón”, se establece.

En el criterio de existencia de los programas, la rentabilidad no se ha tomado en cuenta para sus resultados. Se detecta una ineficacia en la acción colectiva del Estado por medio del gasto público por el incremento en los recursos, pero no necesariamente hay un rendimiento observable en pobreza y crecimiento económico o en otros aspectos relevantes de la vida social como seguridad pública.

Encontró que es más fácil que aparezca un programa que eliminarlo o fusionarlo cuando se crearon clientelas o beneficiarios específicos que soporten la existencia del programa.

Reconocen como favorable la introducción de los costos de los programas en función de lo logrado con lo comprometido.

También la intención sana de redimensionar exactamente cuáles son las actividades, gubernamentales, los programas presupuestales que pueden sujetarse a una lógica de mejora sobre esta metodología.

Falta hacer un esfuerzo en todo lo que pueda ser mejorable, sujeto a esquemas de eficiencia que probablemente no se ajusten 100% a las metodologías Base Cero, pero que sin duda se tiene que analizar, evaluar y rendir cuentas sobre esos grandes sectores de gasto, como las participaciones, la deuda, pensiones y jubilaciones así como los adeudos de ejercicios fiscales anteriores, detalla el colectivo.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS