Represalias comerciales contra EU aumentan

México responde a reglamento de etiquetado de carne
Tanto México como Canadá consideran que las reglas de etiquetado de país de origen discriminan a la carne de ganado nacido en ambos países; cientos de empresas presionan al Senado estadounidense para suprimir la legislación (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
19/06/2015
04:35
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

México incrementó de 653 millones a 713 millones de dólares el monto de las represalias comerciales que aplicará a productos estadounidenses, como respuesta a la reiterada negativa del gobierno de ese país de eliminar las reglas de etiquetado de país de origen que discriminan a la carne de ganado nacido en los territorios canadiense y mexicano.

Canadá y México presentaron ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) la solicitud para iniciar con la sanción, que implica imponer aranceles a un grupo de productos estadounidenses hasta por un monto anual de 3 mil millones de dólares, cantidad que subirá a 3 mil 200 millones de dólares, con la corrección que presentó México a ese organismo; de los cuales 2.5 mil millones corresponden a los canadienses y los 713 millones a los mexicanos.

Se espera que el próximo lunes o martes, la autoridad estadounidense impugne el monto de las represalias, por lo que se abriría un panel que resolverá si es justa o no la cifra de la sanción, lo cual tomará entre tres y cuatro meses, es decir, se resolverá en septiembre u octubre, explicó el abogado asesor de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), Alejandro Gómez Strozzi.

No afectarán plazos de la OMC

El ajuste que hizo el gobierno mexicano al corregir su cifra al alza “no afectará los plazos que se establecen en la OMC, la cual deberá resolver darle entrada a la solicitud el próximo 29 de junio”, dijo el jurista.

La primera sesión para revisar el monto y aprobar la solicitud para aplicar represalias se dio en Ginebra, el pasado miércoles 17 de junio, cuando representantes de México y Canadá ingresaron sus peticiones para imponer sanciones; aunque, el gobierno mexicano pidió corregir al alza el monto de la sanción de 653 millones a 713 millones, expuso el abogado.

Mientras tanto, en Estados Unidos un centenar de empresas presionan al Senado para que revoque la legislación de etiquetado de carne, por violar las reglas internacionales y porque afectará las exportaciones de sus productos, entre ellos Campbell, Cargill, Coca Cola, Abbott, ConAgra Foods, General Mills, Kellogs, entre otros.

Con ello se completará el proceso que comenzó hace más de una semana en la Cámara de Representantes, que la semana pasada, aprobó una propuesta para derogar las reglas de etiquetado en los paquetes de carne que se comercializan en Estados Unidos y que discriminan a las reses nacidas en México y al ganado bovino y porcino canadiense.

La Cool Reform Coalition que conforman más de 100 grandes empresas y asociaciones estadounidenses, aseguró que las represalias traerán a la industria manufacturera y agrícola del país vecino “impacto negativo” que será “intolerable”, porque se encarecerán las exportaciones y esos productos sancionados perderán participación en el mercado, por lo que “urgimos a los senadores a eliminar esa ley de etiquetado”.

Las reglas exigen que se detalle el lugar donde nació, creció, engordó y se sacrificó al animal, situación que la OMC consideró discriminatoria en tres ocasiones para los dos socios comerciales, pues provoca que se compre a menor precio la cabeza de ganado y que en el caso de México significa pérdidas de hasta 100 dólares por res, según la CNOG.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS