Análisis. Retención del talento en nuevas estructuras organizacionales

Un 'millennial' es una persona que se incorporó al mercado laboral en el 2000, que tenía entre 16 y 20 años de edad
18/06/2015
05:02
Jorge Llaguno Sañudo
-A +A

De acuerdo con las investigaciones que se han realizado con los nativos digitales, existen diferencias en sus actitudes con respecto al conocimiento y al trabajo.

Aunque el término millennial que hace referencia a la llamada Generación Y tiene mucho “punch mediático”, existen discrepancias acerca de qué tipo de personas son las que pertenecen a este grupo. En estricto sentido, un millennial es una persona que se incorporó al mercado laboral en el 2000, que tenía entre 16 y 20 años de edad en ese entonces y que hoy estaría alrededor de los 31 o 35 años.

En este artículo, veremos que existen otros tres términos que le ayudarán al empresario o a la empresa a entender las nuevas estructuras organizacionales.

• Turistas digitales (55 años o más): Son aquellos que se mueven en un mundo analógico y, ocasionalmente, utilizan el medio digital para alguna cuestión muy específica y concreta. Un ejemplo de ellos son las personas mayores que están descubriendo Facebook, lo visitan, les interesa y lo comparten. En la actualidad, éste es el segmento de mayor crecimiento en esta red social.

• Inmigrantes digitales (25 a 45 años): El inmigrante se parece un poco a los millennials, pues aunque nació en el mundo analógico, vive en el mundo digital, en el que él mismo se considera un extranjero. Se refiere a personas que trabajan en empresas donde la comunicación es totalmente digital.

• Nativos digitales (18 a 25 años): Nacieron después de la generalización de los medios digitales en su contexto. La tecnología es parte de su vida desde su nacimiento y la ven como algo natural.

De acuerdo con las investigaciones que se han realizado con los nativos digitales (jóvenes universitarios), existen diferencias en sus actitudes con respecto al conocimiento y al trabajo, en comparación con los inmigrantes digitales, ya que los primeros tienden a ser mucho más asertivos, más seguros de sí mismos y, debido a la era de la digitalización, tienen acceso a mayor información, lo que los hace más conscientes de lo que pasa en otras partes del mundo.

Por su parte, a los inmigrantes o turistas digitales que vivieron en una sociedad más autoritaria, con menos información, les cuesta trabajo ser tolerantes a otras ideas, aprender cosas nuevas y cambiar, pues vivieron en un esquema en el que la gente iba escalando posiciones laborales.

Para el millennial, en cambio, no existe este concepto de escalera, sino que en la medida en que tiene más recursos y aprende más, logra más sin importar su edad. La parte negativa de esta forma de pensar es que suelen ser personas más volcadas hacia el yo, en tanto que la parte positiva es la autoconfianza.

A nivel laboral, los nativos digitales están más acostumbrados a buscar actividades que los apasionen; mientras que las personas de generaciones anteriores tienden a buscar un medio honesto de vida, que no necesariamente puede ser de su agrado, pero que les da experiencia.

Es por ello que una labor importante que debe hacer la empresa es generar compromiso e integración entre los colaboradores de todas las generaciones y la manera de lograrlo es brindarles puestos en los cuales puedan desarrollar esa pasión y en los que tengan cierto nivel de responsabilidad y de control. Tal vez no tomen las decisiones, pero sí será necesario que los directivos tengan canales abiertos para escuchar sus opiniones, de manera que se catapulte a la organización como una comunidad de trabajo y no sólo por las acciones de ciertos individuos.

 

*El autor es profesor del área de Factor Humano de IPADE Business School.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS