Advierte Banxico no adelantarse a la Fed

Puede ser costoso para la economía mexicana, considera. Analistas creen que aumento de tasas sería en septiembre
Imagen de archivo del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens (der.), y el miembro de la Junta de Gobierno de la institución Manuel Sánchez González (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
15/05/2015
06:01
Mario Alberto Verdusco
-A +A

[email protected]

La mayoría de los miembros de la junta de gobierno del Banco de México (Banxico) reconoció que adelantarse a la Reserva Federal de Estados Unidos tendría más costos que beneficios, lo que podría afectar a la recuperación económica del país.

Para diversos analistas, el banco central estadounidense podría subir las tasas de interés en septiembre de este año como parte de la normalización de la política monetaria.

Se anticipa que como parte de esta decisión los mercados financieros registren episodios de volatilidad, principalmente en el tipo de cambio y los flujos de inversión.

Sin embargo, para el Banco de México la consolidación fiscal es la respuesta apropiada de política macroeconómica y de implementarse de manera creíble no habría premura para ajustar la tasa de referencia antes que la Reserva Federal.

El énfasis en materia de consolidación fiscal a la que hicieron mención los asistentes a la reunión se centró en la deuda pública, ya que consideraron importante estabilizarla en cuanto a su relación con el PIB.

“La mayoría de los miembros concordó en que tomando en consideración el reciente ajuste fiscal y el que las expectativas de inflación están bien ancladas adelantarse a la Reserva Federal tendría más costos que beneficios, lo que podría afectar la recuperación económica en México”, destacó la minuta relativa a la decisión de política monetaria del 30 de abril.

Además, consideraron que los mecanismos de intervención en el mercado cambiario son un instrumento para procurar estabilizar ese mercado, aunque para su buen funcionamiento se hizo hincapié en la importancia de una postura macroeconómica sólida.

La junta de gobierno del Banxico se compone del gobernador de la institución, Agustín Carstens, y los cuatro subgobernadores, Roberto del Cueto Legaspi, Javier Eduardo Guzmán Calafell, Manuel Ramos Francia y Manuel Sánchez González.

También participó en la reunión el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela, aunque éste lo hace solo con emisión de opinión, pero sin voto para la decisión de la política monetaria.

Uno de los miembros de la junta explicó que existe una probabilidad elevada de que los mercados se anticipen a la decisión de la Reserva federal y de que el periodo de mayor turbulencia se presente incluso antes de que se decida aumentar la tasa de interés en Estados Unidos.

Por ello, consideró que la postura de política monetaria de México también debe anticiparse, sobre todo si se perciben riesgos para la inflación y la estabilidad financiera.

En caso de que se presentara un escenario en el cual se desanclaran las expectativas de inflación y se pusiera en riesgo la convergencia y consolidación de ésta a su meta, por ejemplo, en caso de una depreciación de consideración en el tipo de cambio o de ajustes importantes en los mercados financieros nacionales que afecten negativamente a las expectativas de la inflación de mediano y largo plazos, entonces sí sería recomendable ajustar la política monetaria, coincidieron todos los miembros.

Los integrantes de la junta de gobierno del Banco de México afirmaron que la economía aún presenta un ritmo de crecimiento moderado, pero con la perspectiva de un fortalecimiento más evidente a partir del segundo semestre del año.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS