Armadoras en EU piden siga regla de origen en TLCAN

14/08/2017
01:35
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

Las asociaciones que representan a los principales fabricantes de vehículos en Estados Unidos pidieron mantener la regla de origen del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) porque fortalecerla o incrementarla le puede quitar competitividad a la industria automotriz de ese país.

Global Automakers y American Automotive Policy Council (AAPC) advirtieron que cualquier cambio a la regla de origen en el sector puede tener “consecuencias no previstas” y le restaría competitividad a la industria en Estados Unidos.

Global Automakers agrupa a las armadoras Honda, Hyundai, KIA, Isuzu, Nissan, Subaru, Suzuki y Toyota, además de los fabricantes de componentes Bosch, Delphi, Denso, NXP y SiriusXM. Mientras que AAPC agrupa a Ford, General Motors y Fiat Chrysler.

Durante un evento de la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipo (MEMA, por sus siglas en inglés) los representantes de ambas asociaciones fijaron la postura de sus asociados ante la propuesta de modificar la regla de origen.

 

“Si creas una regla de origen que sea tan alta o tan difícil de alcanzar, se estarían perdiendo los beneficios del acuerdo comercial”, dijo el vicepresidente de Políticas Internacionales de AAPC, Charles Uthus.

Añadió que una regla de origen más estricta puede incentivar a las armadoras a pagar la tarifa para autos importados fuera de Norteamérica en lugar de cumplir con toda la carga administrativa que implicaría cumplir con la regla de origen.

Actualmente, la regla de origen para vehículos ligeros en el TLCAN es de 62.5%, es decir, para que un auto se pueda importar a cualquiera de los tres países libre de arancel, debe contener 62.5% de partes o fabricados en la región.

El CEO de Global Automakers, John Bozzella, dijo que la regla de origen permite un balance entre la competitividad estadounidense, la producción automotriz y la generación de empleos.

Uthus agregó que cambiar la regla de origen no implica la generación de más empleos manufactureros en Estados Unidos o disminuir el déficit comercial, como busca Donald Trump.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS