“El socavón nos tiene que dejar una lección”

SCT alista programa para reforzar infraestructura carretera, dice; se buscará modificar el esquema de sanciones para las empresas
Óscar Raúl Callejo Silva Subsecretario de Infraestructura de la SCT (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
12/08/2017
02:48
Sara Cantera
-A +A

[email protected] 

A un mes del accidente en el kilómetro 93 del Libramiento a Cuernavaca, conocido como el Paso Exprés donde se abrió un socavón que le costó la vida a dos personas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informa que implementará un plan de cinco acciones para reforzar la normatividad de la infraestructura carretera del país.

El plan contempla el uso e incorporación de materiales de última tecnología para nuevas obras, evaluación de los efectos del cambio climático en la red carretera, valoración de la capacidad hidráulica del drenaje, nuevas sanciones para quienes no entreguen obras de calidad, así como actualizar los lineamientos en los proyectos.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el subsecretario de Infraestructura de la SCT, Óscar Raúl Callejo, dice que la formación del socavón en el Paso Exprés tiene que dejar una lección, y el plan ayudará a verificar las condiciones de la red carretera.

“No solamente tiene que dejar responsables, que los hay; las sanciones correspondientes, que las habrá. Esto nos tiene que dejar a nosotros en materia técnica y en cuanto a procesos constructivos una lección”, afirma.

“Tenemos que salir con un programa para nuevas construcciones. Todo lo medimos actualizado, pero en este caso, como el Paso Exprés, es una modernización, una ampliación de una carretera antigua que evidentemente tenía alcantarillas y tenía condiciones de más de 50 años”, explica.

Este jueves, el Grupo de Expertos Independientes que realizó el peritaje técnico sobre el socavón determinó que el mal diseño del proyecto, la falta de supervisión y no cambiar la alcantarilla fueron las causas del colapso.

El agua comenzó a reblandecer la tierra debajo de la vía y colapsó por no tener soporte. Los expertos detallaron que desde junio hubo evidencia de que en la parte inferior del muro de contención había erosiones y se inyectó concreto para estabilizarlo, pero aún falta determinar si esa solución fue la adecuada.

Callejo indica que a partir de ahora se necesita hacer una revisión exhaustiva en dos tipos de obra: las ampliaciones en zonas que cambiaron de vocación de rural a urbana, y en zonas en donde el crecimiento ha sido exponencial, por lo que la descarga de agua se incrementa considerablemente. También en las obras que impliquen modernización de tramos viejos.

“Se habla de cambio climático, de cuando cambian las vocaciones de rurales a urbanas en algunas carreteras, porque van creciendo las ciudades. Y las descargas y los gastos de agua en el caso de las barrancas y alcantarillas se incrementa. Necesitamos mejoras que estén ligadas a nuevas normas o parámetros de medición, como los que utiliza la Conagua a partir de [los huracanes] Ingrid y Manuel”, añade.

Materiales

El primer punto para reforzar la infraestructura carretera es la incorporación de nuevas tecnologías en el uso de materiales.

A través de la Unidad General de Servicios Técnicos de la SCT se registran nuevos productos y materiales que beneficien el comportamiento de la infraestructura, son materiales que pasaron todas las normas y pruebas físicas para que puedan ser incorporados en las nuevas licitaciones.

“Estamos hablando de estabilizadores de arcillas, productos para los asfaltos, para impermeabilizar, para incrementar la resiliencia de los materiales, asegurar los señalamientos, barreras de protección que aguanten mayores impactos, corregir asentamientos, inyectar materiales y mejorar las cavidades”, explica a su vez Jesús Felipe Verdugo, director general de Servicios Técnicos de la SCT.

Cambio climático

En cuanto a la valoración del impacto del cambio climático sobre la infraestructura carretera, se utilizará la metodología para detectar y prevenir que usa la Asociación Mundial de la Carretera, porque ahora llueve en cantidades menores, pero de manera más intensa y más localizada, por lo que los daños son muy rápidos.

“Los ciclones hacen más destrozos y estamos tropicalizando el manual de la asociación a las condiciones de este país, para ubicar a las carreteras de más impacto”, explica Verdugo.

Revisión

La SCT también hará una revisión de toda la red carretera del país, los 41 mil kilómetros de carreteras libres y los 9 mil kilómetros de las de cuota.

Todas las direcciones de conservación de la SCT se encargan de supervisar la infraestructura carretera y los concesionarios revisan las autopistas de cuota para ver si hay puntos de riesgo. La evaluación de toda la red se tendrá hacia finales del año.

“Con este tipo de programa y los reportes [que dan los Centros SCT] me parece que nuestra obligación ante una situación de este tamaño es hacer este tipo de esfuerzos para verificar en tiempo y forma y estar informándole a la gente las condiciones en las que está la red carretera”, dice Callejo.

Sanciones

Se propondrán nuevos lineamientos en cuanto a sanciones por incumplimiento o mala calidad de la obra.

En los contratos de obra actuales hay un apartado de sanciones para cuando los proyectos se retrasan, pero lo que se busca es que se incluyan sanciones para aquellas empresas que no cumplan con la protección de obra, incluir en los catálogos de conceptos que la sanción sea no pagarles de tal manera que las empresas hagan una consideración muy precisa de los costos y prevengan desde la ejecución o mantenimiento de la obra.

Construcción

El plan comprende nuevos lineamientos en construcción, verificar que se cumplan las normas y exigirle a los constructores que contemplen la nueva normativa o en su caso que la presenten a revisión al área de Servicios Técnicos para consulta.

También se buscará integrar a la Conagua y a Protección Civil para identificar algunos puntos vulnerables.

Callejo agrega que este plan está en ejecución y falta plantearlo a la Secretaría de Hacienda para asignarle recursos y para determinar normas.

“Es natural que frente a un evento como el del Paso Exprés se generen dudas [sobre la calidad de las carreteras], pero para tratar de disiparlas, lo que podemos hacer es informar, actuar y sacar la supervisión de la obra existente y comunicarla”, afirma.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS