Confianza del consumidor interrumpe racha de alzas

Indicador retrocede 0.8% en junio, luego de ligar cuatro meses con incrementos; trayectoria ascendente de inflación influye en percepción de familias mexicanas
06/07/2017
01:30
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

Luego de cuatro meses al alza, la percepción de las familias sobre su situación económica y del país volvió a retroceder al cierre del primer semestre del año, debido la trayectoria ascendente de la inflación.

En junio de 2017, el Índice de Confianza del Consumidor, elaborado por el Inegi y el Banco de México, mostró una reducción mensual de 0.8% con base en cifras ajustadas por estacionalidad, con lo que se ubica 6.8% por debajo del nivel reportado en el mismo periodo del año anterior.

En términos generales, cuatro de los cinco componentes que integran el indicador reportaron un retroceso.

El componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace 12 meses registró una disminución de 0.3% a tasa mensual.

El rubro que mide la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, con relación a la que registran en el momento actual, presentó un nivel similar al observado en mayo.

La variable que evalúa la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy, comparada con la que prevaleció hace 12 meses, mostró un descenso mensual de 2.7%.

Por su parte, el indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual retrocedió 1.7% con relación a mayo pasado.

Además, el componente sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos, tuvo una caída de 1.2% en su comparación mensual.

Analizando el comportamiento del último componente relacionado con la capacidad de compra de bienes durables, es probable que la caída marginal de la confianza del consumidor se haya explicado por la trayectoria ascendente de la inflación, que a la primera quincena de junio llegó a 6.30%, su incremento anual más elevado en ocho años, dijo Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte-Ixe.

Adicional a los componentes tradicionales del Índice de Confianza del Consumidor, la encuesta recaba indicadores complementarios que se refieren a las posibilidades de comprar ropa, zapatos, alimentos, salir de vacaciones y ahorrar, entre otros.

Durante junio, nueve de los 10 indicadores complementarios reportaron retrocesos durante el sexto mes del año.

Entre los que reportaron las mayores bajas mensuales se encuentran: si algún miembro del hogar planea comprar un auto nuevo o usado en los próximos dos años (bajó 4.6%), y las posibilidades actuales de ahorrar alguna parte de sus ingresos (cayó 4.1%).

El indicador relacionado con las expectativas del consumidor sobre el comportamiento de los precios en el país en los siguientes meses bajó 1.3% en junio respecto al mes anterior, lo que significa que los hogares consideran que los precios aumentarán más en los próximos 12 meses.

A pesar de la caída de junio, el especialista de Banorte-Ixe considera que la confianza del consumidor registrará una recuperación marginal durante los próximos meses, explicada por la relativa estabilidad en el comportamiento de la divisa mexicana frente al dólar, así como al comportamiento estático de los precios de la gasolina.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS