Revela UE su posición en telecomunicaciones

Pretende acceder a instalaciones esenciales de la red y los servicios en el territorio nacional
La Unión Europea destapó sus cartas negociadoras en telecomunicaciones y barreras técnicas al comercio en la modernización del TLC con México (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/07/2017
04:05
Inder Bugarin / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Bruselas, Bélgica.— Como parte de la modernización del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM), en activo desde el año 2000, la UE aspira a tener acceso a “instalaciones esenciales” de la red y los servicios de telecomunicaciones en México.

Así lo ha dado a conocer la Comisión Europea, al destapar sus cartas negociadoras en el rubro de telecomunicaciones y barreras técnicas al comercio.

La propuesta europea en telecomunicaciones, a la cual ha tenido acceso EL UNIVERSAL, está compuesta por ocho páginas y 15 artículos en los que se fijan los términos bajo los cuales se regulará el acceso a “segmentos críticos” y “fuentes escasas”, incluyendo las frecuencias de espectro radioeléctrico.

“Los procedimientos, las condiciones y las obligaciones relacionadas con los derechos de uso deberán ser objetivos, transparentes, no discriminatorios y proporcionales”, detalla el texto.

Los europeos demandan garantizar “la independencia” de la autoridad regulatoria. Subrayan que debe estar claramente distanciada de cualquier proveedor de redes, servicios o equipos de telecomunicaciones.

También piden a México asegurar que el proveedor dominante en el territorio “ponga a disposición sus instalaciones esenciales a los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones en condiciones razonables y no discriminatorias”.

Respecto a la participación externa, los europeos no quieren topes. “Ninguna de las partes deberá imponer requisitos de joint venture o limitar la participación de capital extranjero en términos de topes máximos porcentuales”.

El texto sobre barreras técnicas al comercio está integrado por 10 artículos y dos anexos, y está diseñado “para facilitar la circulación de mercancías previniendo, identificando y eliminando obstáculos innecesarios”.

De acuerdo con la propuesta, “las partes utilizarán las normas internacionales pertinentes como base para sus reglamentos técnicos, salvo cuando la parte pueda demostrar que tales normas internacionales serían un medio ineficaz o inadecuado para el cumplimiento de los objetivos legítimos perseguidos”.

Con la desclasificación de estos dos documentos, son 21 los textos (sin contar las secciones secundarias) hechos públicos por el Ejecutivo comunitario sobre la postura negociadora europea.

Entre otros textos desclasificados desde que iniciaron las pláticas en mayo de 2016 se encuentran los relativos a comercio digital, empresas públicas, reglas de origen, compras de gobierno, medidas sanitarias y fitosanitarias, energía y materias primas, pequeñas y medianas empresas, y derecho de propiedad intelectual.

México hasta ahora no ha revelado ninguno de sus textos de negociación. El secretario de Economía, Idelfonso Guajardo, ha dicho a este diario que la publicación de los documentos intercambiados no forma parte de la táctica negociadora mexicana.

Debido a que los acuerdos de libre comercio están perdiendo popularidad en Europa, y ante casos como el Acuerdo con Canadá (CETA), cuya negociación inició en 2009 y a la fecha no ha entrado en vigor por falta de transparencia, la Comisión Europea ha optado cambiar de estrategia y está apostando por una mayor apertura sobre el contenido de las pláticas con México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS