Aprieta CNBV control para prevenir robo de identidad

Ante mayor incidencia, se plantea que sea obligatorio tomar huellas digitales al contratar algún crédito en la banca
La CNBV busca que los bancos capturen las huellas dactilares de sus clientes y generen una base de datos para verificar su identidad (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
11/07/2017
02:09
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

Ante el incremento del robo de identidad en el sector financiero mexicano, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) prepara medidas preventivas que busca aplicar para la contratación de créditos en la banca.

En marzo pasado, el presidente de la comisión, Jaime González Aguadé, adelantó en entrevista con EL UNIVERSAL que las nuevas disposiciones obligarían a los bancos a tomar la huella dactilar de sus clientes como control biométrico y se definirían las identificaciones autorizadas para la contratación de productos financieros.

En la propuesta enviada para su discusión y aprobación a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Cofemer) por la CNBV, el organismo destaca que resulta necesario fortalecer los procedimientos y mecanismos que las instituciones de crédito utilizan para identificar a la persona que contrata con ellas operaciones activas, pasivas o de servicios, o bien realiza ciertas operaciones, con el fin de inhibir, mitigar y, en su caso, detectar alguna conducta ilícita que tuviera como fin la suplantación de identidad.

La circular de la CNBV destaca que las identificaciones que se aceptarán en la contratación de créditos serán la credencial del Instituto Nacional Electoral o el pasaporte, y solamente en casos donde se demuestre que no se pudo obtener este tipo de documentación se podrá aceptar otra identificación.

En todos los casos, los bancos estarán obligados a verificar la autenticidad de los documentos.

La comisión destacó que si la solicitud de crédito se realiza en módulos bancarios, como los de plazas comerciales, éstos deberán contar con el equipo tecnológico necesario para efectuar la comprobación del origen de los documentos y controles de seguridad para resguardar la información de sus clientes.

Llega la biometría. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores busca que en la contratación de créditos los bancos capturen de manera obligatoria las huellas dactilares de sus clientes y generen una base de datos para verificar la identidad de sus usuarios.

En ese sentido, los bancos deberán resguardar esta información con el equipo tecnológico adecuado, además de que deberán cotejar la información dactilar en los registros del INE.

“El proceso de primera captura de huellas dactilares deberá incluir las 10 huellas dactilares de los empleados, directivos y funcionarios de las instituciones que estarán a cargo de capturar las huellas de los clientes y las correspondientes a los clientes, debiendo capturar primero las de los empleados, directivos y funcionarios y posteriormente las de los clientes”, explica el documento de la CNBV.

A partir de que esta disposición se publique en el Diario Oficial de la Federación, los bancos tendrán cuatro meses para su aplicación en el caso de tarjetas de crédito, créditos de nómina y solicitud de medios de pago, así como seis meses para cuando se trate de créditos personales, grupales, microcréditos y créditos de liquidez con y sin garantía hipotecaria.

En el caso de los créditos de vivienda y los automotrices, el plazo será de ocho meses, en tanto que para empréstitos comerciales el límite será de 10 meses y hasta de un año en operaciones de retiro de efectivo y transferencia de recursos.

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS