Inegi: la economía emite señales mixtas en marzo

Al cierre del primer trimestre del año las señales del desempeño y perspectivas de corto plazo de la economía mexicana fueron mixtas, según los resultados más recientes del Sistema de Indicadores Cíclicos del Inegi.
03/06/2017
01:34
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

Al cierre del primer trimestre del año las señales del desempeño y perspectivas de corto plazo de la economía mexicana fueron mixtas, según los resultados más recientes del Sistema de Indicadores Cíclicos del Inegi.

Ese sistema está integrado por dos componentes: el indicador coincidente, refleja el estado general de la economía, y el indicador adelantado, que busca señalar anticipadamente el comportamiento del primero.

En marzo el indicador coincidente se localizó ligeramente por arriba de su tendencia de largo plazo, al registrar un valor de 100.1 puntos, con una disminución de 0.02 puntos respecto a febrero. Este sería el primer retroceso de este indicador en 11 meses, durante los cuales la economía no ha mostrado una clara recuperación.

Por su parte, el indicador adelantado se situó en abril por debajo de su tendencia de largo plazo, al observar un valor de 99.9 puntos, con un incremento de 0.18 puntos respecto a marzo pasado. Este es el cuarto aumento mensual consecutivo, el más elevado en lo que va del año, la que supondría un mejor desempeño de la economía al inicio del segundo trimestre del año.

02junio2017-dinamicaeconomica.gif

El indicador coincidente revirtió la tendencia creciente que venía observando en los últimos meses, mientras que el adelantado mejoró su desempeño respecto al mes previo.

Solamente dos de los seis componentes que integran el indicador coincidente reportaron una evolución positiva. Estos tienen que ver con el mercado laboral, tanto el número de trabajadores permanentes asegurados en el IMSS, como la tasa de desocupación urbana.

El resto de los componentes del indicador coincidente, como son: el indicador global de la actividad económica, el indicador de la actividad industrial, las ventas al menudeo, así como las importaciones totales se mantuvieron en terreno negativo.

Por el contrario, cinco de los seis componentes que integran el indicador adelantado mostraron un comportamiento favorable en abril y mayo, entre los que se encuentran la tendencia del empleo en las industrias manufactureras; el indicador de confianza empresarial relacionado a si es el momento adecuado para invertir; el índice de precios y cotizaciones de la bolsa mexicana de valores en términos reales; la tasa de interés interbancaria de equilibrio; así como el índice Standard & Poor’s 500.

El único indicador que registró un retroceso fue el relacionado con el tipo de cambio real bilateral entre México y Estados Unidos, que liga cinco meses a la baja.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS