De bajos salarios, la mayoría de trabajos formales generados

63% de empleados ganan como máximo 4 mil 800 al mes; en sexenio se han abierto 2.7 millones de plazas ante IMSS
02/06/2017
02:22
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

En lo que va del sexenio se han generado 2 millones 726 mil empleos en el sector formal de la economía, de los cuales un millón 718 mil (63%) perciben un ingreso de entre uno y dos salarios mínimos, según los datos de trabajadores afiliados al IMSS de diciembre de 2012 a abril de 2017.

El ingreso de uno a dos sueldos mínimos significa una cifra de entre 2 mil 412 pesos y 4 mil 824 pesos al mes, apenas coincidiendo con los 2 mil 822 pesos del costo mensual de la canasta urbana alimentaria y no alimentaria definido por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Un ingreso de hasta dos salarios mínimos cubriría el costo de las canastas para una sola persona, pero no sería suficiente para cubrir las necesidades de una familia promedio de tres a cuatro miembros, en caso de que sólo el jefe de familia reciba un sueldo.

Por otra parte, el número de empleos formales que perciben hasta un salario mínimo se redujo en 416 mil 716 plazas en este sexenio, incluidas las que se realizan a través del aseguramiento voluntario por convenio. En estos casos el sueldo diario registrado en los sistemas del IMSS no refleja el salario que percibe el trabajador por parte de un patrón, sino un nivel pactado por convenio.

En cuatro años y cinco meses de esta administración se generaron 856 mil 538 nuevos empleos registrados ante el IMSS con un ingreso de dos a cinco salarios mínimos, de los cuales la mitad (430 mil 411) perciben más de dos y hasta tres salarios mínimos. El 32.7% (279 mil 972) recibe más de tres y hasta cuatro salarios mínimos, y sólo 17% (146 mil 155) obtiene más de cuatro y hasta cinco salarios mínimos, de acuerdo con los datos proporcionados por el sistema de Consulta Dinámica o Cubo de Información del IMSS.

En lo que va del sexenio se han estado generado empleos, por lo que las tasas de desocupación en el país se encuentran en los niveles más bajo en muchos años; sin embargo, los niveles de remuneración que se perciben por estos empleos ha venido deteriorándose, comentó Héctor Magaña, coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México.

Una vez descontadas las plazas que se perdieron con un ingreso de hasta un salario mínimo, en lo que va del sexenio se generaron 2 millones 158 mil empleos netos que perciben hasta cinco salarios mínimos, contra apenas 567 mil 952 puestos creados en el mismo lapso que ganan más de cinco salarios mínimos, de los cuales 299 mil 610 reportan un sueldo entre 23 y 24 salarios mínimos, es decir, un ingreso superior a los 55 mil 476 pesos mensuales.

El hecho de que la economía mexicana no sea capaz de generar más empleos mejor remunerados tiene que ver con el nivel de crecimiento de los últimos 30 años, que no supera el 2.5% promedio. El bajo crecimiento implica que la economía no requiera mano de calificada y mejor remunerada, que no se realicen inversiones en nueva tecnología que requieran un grado de capacitación más elevado, es decir, los empleos que se están generando están enfocados a personas con baja escolaridad, explicó Magaña.

En tanto, no se incrementen los niveles de inversión en la planta productiva, en la capacitación del personal o se atraigan nuevas inversiones en cuestión de mejoras tecnológicas, incrementos en la capacidad de producción, es decir, que requieran una especialidad alta en la planta laboral, difícilmente se van a generar empleos mejor remunerados en el país, concluyó el académico.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS