Subgobernador Díaz de León presenta su declaración de intereses

El miembro de la junta de gobierno de Banxico no autoriza que informe sea público
Alejandro Díaz de León es uno de los cuatro subgobernadores del Banxico que más suena para suceder a Agustín Carstens en diciembre próximo (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
12/06/2017
02:02
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Alejandro Díaz de León, uno de los cuatro subgobernadores del Banco de México (Banxico) que más suena para suceder a Agustín Carstens, presentó por primera vez su declaración de intereses; sin embargo, a diferencia de Carstens, no autorizó la publicación del documento.

“El servidor público presentó en tiempo y forma su declaración de intereses, de conformidad con las Reglas para la Presentación de Declaración de Intereses de los Servidores Públicos del Banco de México”, informó el banco central.

En términos de la información declarada bajo protesta de decir verdad, Díaz de León declaró que no existen intereses en conflicto que puedan afectar el desempeño imparcial de su empleo, cargo o comisión.

Pero en el ejercicio de los derechos previstos en las reglas optó por no autorizar la publicación de su declaración de intereses.

Otro subgobernador que tampoco ha dado su autorización es Manuel Ramos Francia. En cambio, Roberto Del Cueto y Javier Guzmán optaron por la transparencia.

La última. Para el caso de Carstens, sería la última declaración que presentó al frente del Banxico.

Manifestó su decisión de abstenerse de conocer, atender, tramitar y resolver casos en los que tenga como contraparte al Banco de Pagos Internacionales (BIS), que dirigirá a partir de diciembre próximo.

“Aunque no tengo intereses en los términos indicados, considero relevante hacer constar la intención que tengo de ocupar el cargo de gerente general en la organización intergubernamental denominada BIS que esta me ha ofrecido a partir del 1 de octubre de 2017, pero que asumiré a partir del 1 de diciembre de 2017, una vez que me separe del cargo de gobernador”, declaró Carstens.

“El mismo día que me comunicaron el ofrecimiento para ocupar el cargo antes referido, me excusaré de intervenir, por motivo de mi encargo como gobernador, en los asuntos relativos al BIS que pudiera representar un conflicto de interés”, indicó.

Más transparencia. Agustín Carstens y Roberto Del Cueto también publicitaron su declaración anual de intereses del ejercicio 2017 como miembros representantes del Estado del Comité Técnico y suplente, respectivamente, del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo (FMP).

Manifiestan sus intereses personales incluyendo los económicos, aunque no necesariamente implican un conflicto de intereses. Tiene como fin prevenir que en el futuro se genere un conflicto de interés en el ejercicio del empleo, cargo o comisión.

Carstens declaró que en los últimos dos años o actualmente, ni él ni su cónyuge o dependientes económicos, ocuparon un empleo en alguna subsidiaria o filiales susceptibles de ser contratistas en los servicios de comercialización de hidrocarburos o en alguna institución financiera ni tampoco participaron en capital social.

Tampoco fungieron como asesores o consejeros. Sólo revela que existen procesos o procedimientos legales promovidos por o contra instituciones financieras ex officio y no a título personal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS